QUÉ VER EN SANTA MÓNICA Y VENICE BEACH

Viaje al pasado en el Pier de Santa Mónica, 2019.

Estos dos lugares son las dos joyas de Los Ángeles, a falta de tiempo, recomendamos incluso esto antes que LA. Os contamos qué ver en Santa Mónica y Venice Beach en un día, qué hotel escogimos y algún dato más.

SUEÑO CALIFORNIANO


Santa Mónica y Venice Beach aúnan la idea preconcebida que siempre hemos tenido de California: el eterno verano, Vigilantes de la Playa, hileras de palmeras, bicis y patines en el paseo, aire nostálgico en el pier, vida hippie y ambiente surfero.

Si vais a visitar California, vais a hacer la Ruta 66 o un tramo de ella, o vais a hacer un road trip por la Costa Oeste, no puede faltar en vuestro itinerario Santa Mónica y Venice Beach, consideramos ambos lugares imprescindibles

Hablando de road trip por USA os hemos preparado un post donde os contamos todo lo que tienes que saber al respecto: Alquilar y conducir coche en Estados Unidos.

QUÉ VER Y HACER EN SANTA MÓNICA Y VENICE BEACH


Os contamos qué ver y hacer en Santa Mónica y Venice Beach en un día, ambos lugares son mágicos pero pequeños y muy juntos, de modo que no hace falta mucho más tiempo. Eso sí, nosotros nos hubiéramos quedado una temporada allí, se nos hizo cortísimo para disfrutarlo bien.

Os contamos el orden tal cual lo haríamos nosotros para disfrutar y exprimir bien el día, viendo cada cosa en su momento más bonito por la luz:

1. ALQUILAR BICI EN SANTA MÓNICA E IR HASTA VENICE BEACH

Las playas de Santa Mónica y Venice Beach están una en prolongación de la otra y hay acondicionado un paseo súper chulo para poder recorrer ambas en bici o patinete eléctrico, entre palmeras y con las mejores vistas. Nosotros es uno de los planes más divertidos y del que mejor recuerdo tenemos de esta zona.

¿Dónde alquilar bicis en Santa Mónica? Nosotros alquilamos las bicis en Sea Mist Rentals, un pequeño negocio en primera línea de playa, que encontraréis justo de frente bajando las escaleras laterales del pier de Santa Mónica. Aun así en Google Maps aparece el nombre del negocio tal cual.

Abren todos los días de la semana de 9:00am a 7:00pm, sólo se puede pagar con metálico y se deja el DNI u otro tipo de identificación a modo de fianza. El precio es de 7$/hora ó 20$ todo el día. Nosotros optamos por la segunda opción porque dos horas (que serían 14$) se quedan cortas para ir hasta Venice Beach, visitar la zona, tomar algo y volver. De modo que para tener que pagar 21$ por tres horas, sale mejor coger las bicis por todo el día y no andáis con prisas.

Os ofrecerán de manera gratuita un candado por bici para que podáis dejarla aparcada de manera segura en una palmera o farola y tomar algo tranquilamente o entrar a ojear tiendas. Aceptad el ofrecimiento pues es usual el robo de bicis si no llevan candado.

2. IR DE COMPRAS EN VENICE BEACH

Veréis infinidad de tiendas de camisetas, sudaderas, pantalones de chandal y gorras con inscripciones de California, Santa Mónica, Venice Beach o Ruta 66, a lo largo de Ocean Front Walk, desde Sunset Ave. hasta 19th Ave.

Están muy bien para comprar algún recuerdo, pues entre tanto material que tienen, seguro que encontráis algo de vuestro estilo. En la que entramos nosotros (creemos que esta tienda, pero no estamos seguros) había millones de camisetas de todas las tallas y súper baratas. Os enseñamos una de las que se compró Dani de recuerdo ;).

Si vais a Santa Mónica o Venice Beach con niños (o sin ellos, pero os flipan las chuches) tenéis que llegar hasta la tienda IT’SUGAR, un pequeño paraíso de gominolas y chocolates ;).

3. PASEAR POR OCEAN FRONT WALK

Es principalmente el paseo de la playa, donde se reúnen tiendas, cafeterías, locales de tatuajes, puestos callejeros o puestos de pintores exhibiendo sus obras en el suelo.

Es una calle con mucho ambiente y muy auténtica de Venice Beach. Podéis dejar la bici con candado en alguna palmera o papelera, o bien llevarla en la mano, pues es este paseo no se puede andar en bici, a pesar de que muchos se lo pasen por alto. 

4. FOTOGRAFIAR EL LETRERO DE VENICE

Lo encontraréis en el cruce de Windward Avenue y Pacific St., junto con unos cuantos turistas más, pues el cartel es muy famoso.

Realmente el que vemos hoy en día es una réplica del original, que fue instalado en 1905 por el fundador de Venice, Abbot Kinney. 

A nosotros no nos cuadró verlo al atardecer, pero tiene que ser precioso con la playa de fondo y las pequeñas bombillas de cada letra iluminadas ;).

5. TOMAR ALGO O COMER EN UNA CAFETERÍA DE VENICE BEACH

A estas alturas el cuerpo os pedirá un pequeño break para tomar algo o, según la hora a la que hayáis salido de Santa Mónica, comer.

Justo frente al cartel de Venice está el bar/restaurante Great White, que aparece en las listas de los mejores restaurantes de Venice Beach. La decoración es una chulada, el ambiente muy relajado y el lugar es famoso por los bowls de desayuno/brunch y platos varios para la comida que son para morir del gusto.

A nosotros nos pilló a media mañana así que entramos solo a tomar un refresco y continuar al siguiente punto. Os enseñamos fotos de su web oficial, nosotros no quisimos hacer porque el lugar estaba repleto de gente y era inviable no sacar sus caras ;).

6. VISITAR LOS CANALES DE VENICE BEACH

Estos canales pasan bastante desapercibidos si no sabes dónde están, pues forman parte de una urbanización residencial, pero totalmente abierta al público.

La historia de estos canales de Venice Beach es muy curiosa. El fundador de la ciudad, Abbot Kinney, quiso recrear Venecia en esta zona de Los Ángeles, así que cavó canales y drenó agua para conseguirlo. Cuando Venice comenzó a crecer y empezaban a ser muy necesarias las carreteras, la Corte Suprema legalizó rellenar los canales y pavimentarlos, y en un solo año, desaparecieron casi todos menos los 4 que hoy en día se pueden visitar.

7. VISITAR MUSCLE BEACH EN SANTA MÓNICA

Hay dos playas con el mismo nombre, en Santa Mónica y en Venice Beach, pero la original es la de Santa Mónica, que de hecho se hace llamar The Original Muscle Beach.

Aunque el lugar ya no es lo que era, hubo años incluso en los que se podía ver a Arnold Schwarzenegger y otros muchos culturistas haciendo exhibiciones, merece la pena dar un paseo por ella, pues está muy cerca del pier y aun conserva algún apartado de gimnasio vintage. 

8. VISITAR EL PIER DE SANTA MÓNICA

En este punto, sobre todo si ya es media tarde, podéis devolver las bicis y disfrutar de la joya de la ciudad: el Pier de Santa Mónica.

Este muelle es un billete directo al pasado, a muchas películas americanas de los 70 y 80, donde los protagonistas iban en verano a la feria a comprar algodón de azúcar, helados, jugar para conseguir un peluche y montarse en la noria. Os encantará 100% seguro :).

Simplemente hay que pasearlo, pero os contamos los lugares más chulos:

  • Señal vertical de fin de Ruta 66: en este pier termina la mítica y nostálgica Ruta 66, al final del pier hay una tienda con muchos souvenirs e información.
  • Tienda/restaurante Bubba Gump: la cadena de restaurantes que nació tras la famosa película de Forest Gump.
  • Pier Burger y Scoops Ice Cream: las fachadas de estos negocios son lo más.

9. SUBIRSE A UNA CASETA A LO “VIGILANTES DE LA PLAYA”

Las playas de Venice Beach y Santa Mónica están llenas de casetas de madera donde se colocan los socorristas durante el día para vigilar a los bañistas, tal y como se hacía en la famosa serie ‘Los Vigilantes de la Playa’.

Una vez terminada la jornada, cierran y quedan libres para que puedas subir a ellas a hacer fotos o simplemente alucinar con las vistas.

10. ATARDECER FRENTE AL PIER DE SANTA MÓNICA

Calculad la hora de atardecer para bajar un poco antes del pier y acercaos a la playa a esperar la puesta de sol. Si os cuadra un día más o menos despejado, que en Santa Mónica no es difícil,  alucinaréis 🙂.

Esperad a que anochezca para ver cómo van apareciendo pequeñas lucecitas del pier y pasad al siguiente punto ya de noche.

11. VISITAR PACIFIC PARK DE NOCHE

Dentro del pier hay un pequeño parque de atracciones muy vintage, como todo en este muelle, y de noche es cuando mejor se disfruta por todas las luces.

Es un buen plan terminar el día aquí cenando en alguno de sus puestos y, si os motiváis, montándos en alguna atracción o jugando en algún puesto ;). 

HOTEL EN SANTA MÓNICA


Los que venís de leer el post de Qué ver en Los Ángeles en dos días, os podéis saltar este punto, es copia-pega ;).

Nos alojamos las dos noches que estuvimos en Los Ángeles en The Georgian Hotel, un hotelAZO en primera linea de playa en Santa Mónica. Preferimos cenar y pasear por la noche ambos días por Santa Mónica y coger el coche para visitar un día LA, frente a cenar y dormir en LA y coger el coche para visitar Santa Mónica.

En cuanto al hotel…tremendo. The Georgian es un hotel de 1940 que emana glamour de Hollywood y te traslada a esa época en cuanto lo pisas: la fachada (que es brutal), el porche, el vestíbulo y las habitaciones, hacen que te sientas en una película. En nuestro caso además nos tocaron unas vistazas a la playa y las palmeras del paseo, que para ser el último hotel del viaje, no pudo poner mejor broche.

Para rematar, tiene un restaurante, The Veranda, de quitar el hipo. Fue la mejor cena de todo el viaje. Os alojéis o no aquí, daos el capricho de cenar una noche en este restaurante si podéis, pues además se puede cenar fuera en el porche frente al mar.

APARCAR EN SANTA MÓNICA


Nosotros al alojarnos en Santa Mónica, pudimos aparcar el coche en el parking privado del hotel, pero para los que no hagáis la misma jugada o no tengáis parking en el hotel, hay varias zonas de parking en la ciudad.

Por ejemplo, hay un total de 9 parkings públicos a lo largo de las calles 2nd Street y 4th Street entre Wilshire Blvd. y Colorado Ave. Los veréis fácilmente porque aparecen indicados con un cartel enorme de Public Parking y el número del 1 al 9 al lado. La primera hora y media es gratuita, después va incrementando el precio: 2 horas por 2$ ó 3 horas por 5$, hasta un máximo de 20$.

SEGURO DE VIAJE


¡No viajéis sin seguro médico! La sanidad fuera de España es carísima, y mucho más en EEUU. De verdad que el seguro  médico es muy barato y cubre muchísimo.

Nosotros siempre recomendamos Iati Seguros, muchos blogueros a los que seguimos han tenido que hacer uso de sus servicios y han quedado muy satisfechos.

Si os queréis ahorrar un poquito, tenéis un 5% de descuento por ser lectores de Wander y podéis coger el seguro pinchando en el siguiente botón:

seguro viaje iati

¡Nos encantaría saber qué te ha parecido el post! Y como siempre, si tienes cualquier duda u opinión, no dudes en escribirnos un comentario o correo, y recuerda que puedes seguirnos la pista a través de Instagram aquí, o el resto de RRSS que aparecen en los banners. ¡Gracias por leer y hasta la próxima!

Photos by Wander on World

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *