QUÉ VER EN SAN FRANCISCO EN DOS DÍAS

Si vas a visitar la ciudad del Golden Gate, del tranvía, de las calles empinadas y la que vio nacer al movimiento hippie en Haight Ashbury, querrás saber qué ver en San Francisco. Te contamos nuestros imprescindibles. 

Antes de nada deciros que a nosotros esta ciudad nos tiene enamorados, puede que sea su bahía y el Golden Gate, o puede que sean esas calles inclinadas y el tranvía recorriéndolas o puede que sea Fisherman’s Wharf y ese aire nostálgico de película americana de los 80, pero el caso es que la consideramos imprescindible en toda visita a la costa oeste de EEUU :).

CURIOSIDADES DE SAN FRANCISCO


¿Es verdad que San Francisco está lleno de vagabundos?

Sip. Se está convirtiendo en una ciudad de contrastes, personas con un nivel adquisitivo muy alto conviviendo entre homeless. El problema lo han tenido siempre, porque la temperatura de San Francisco es buena durante todo el año, pero en los últimos años el precio del alquiler ha subido tanto, que los que antes podían permitirse vivir bajo un techo aunque se cayera a trozos, ahora ya ni eso, y viven en la calle. Nosotros los vimos porque callejeamos mucho con el coche, pero lo cierto es que en las zonas más turísticas no les vimos.

¿Por qué hay calles con tanta inclinación en San Francisco?

San Francisco tiene la gran peculiaridad de estar construido sobre 7 colinas, Telegraph Hill, Nob Hill, Russian Hill, Rincon Hill, Twin Peaks, Mount Davidson y Lone Mountain, y casi todas sus calles tienen una disposición ortogonal (calles rectas de norte a sur y de este a oeste). Esto hace que las calles no libren esas colinas, sino que se adapten a ellas y suban y bajen según la inclinación de la montaña. El resultado es una ciudad súper original y unas vistas impresionantes en muchas calles ;).

QUÉ VER EN SAN FRANCISCO 


San Francisco es una ciudad grande y da para mucho. Nosotros solo teníamos dos días y fuimos directos a lo que creíamos que más nos iba a gustar.

De lo que veis señalado en el mapa, dejamos pendiente Bernal Heights Park y Chinatown, por falta de tiempo.

.

PAINTED LADIES EN ALAMO SQUARE

Se llaman painted ladies a las casas victorianas y eduardianas que, tras haber sido pintadas de gris en época de la I y II Guerra Mundial, resurgieron en 1960 pintadas en varios colores. Inicialmente el término se usaba sólo en San Francisco, pero posteriormente se extendió a otras ciudades de EEUU.

¿Por qué se han hecho famosas las de Alamo Square? En los bloques 710–720 de Steiner Street se concentran 7 Painted Ladies en fila, cada una de un color y muy fotogénicas, lo que consigue atraer a cientos de turistas cada día y haber convertido las Painted Ladies de Alamo Square en icono de San Francisco.

Si ya de por sí son bonitas, la famosa serie americana Full House (Padres Forzosos en español) donde actuaban las gemelas Olsen, las hizo aun más famosas, pues la familia de la serie vivía en una de estas siete casas.

LOMBARD STREET

Lombard Street es famosa por ser la calle más sinuosa de San Francisco y una de las más empinadas, de ahí la forma en zigzag de la carretera con el fin de reducir la pendiente. No solo es curiosa por su forma, sino también por la cuidada jardinería que hay en cada curva y a lo largo de las aceras. Parece que perteneciera a una urbanización privada, pero no, se puede atravesar libremente sin problema.

Lombard St. es una calle muy larga que va desde Presidio hasta Embarcadero, pero la única parte que tiene esta forma tan original se encuentra entre Hyde St. y Leavenworth St.

HYDE STREET

Muy cerca de Lombard Street se encuentra Hyde St., popular por ser una de las calles de San Francisco con mayor pendiente. Agradecimos que el coche de alquiler fuera automático (como la gran mayoría del país) para poder aparcar en línea, marcha atrás y no morir en el intento.

Otro de los factores que hacen famosa a Hyde St. son sus vistas, desde ella se puede ver con total claridad la Isla de Alcatraz, mientras un tranvía de la línea Powell – Market completa la estampa.

HAIGHT-ASHBURY

Cuna del movimiento hippie en los años 60, el barrio de Haight Ashbury aun conserva algo que te traslada un poco a esa época. Aunque camines entre turistas, los escaparates, los letreros, las tiendas de discos, las boutiques de ropa vintage, los bares y las casas evocan a unos tiempos de diversión, liberales, pacíficos y bohemios.

Veréis alusiones al Summer of Love, ya que fue aquí, en Haight – Ashbury, donde se formó el epicentro del festival al aire libre que logró reunir en 1967 a cientos de miles de personas para celebrar una nueva forma de vida, una contracultura. En ocasiones se confunde el Summer of Love con el que tuvo lugar en 1969 durante el festival de Woodstock de Nueva York, pero no, San Francisco tiene la exclusiva y este es un barrio súper auténtico ;).

Lo encontraréis en el cruce de las calles Haight y Ashbury. Hay bastante aparcamiento en las propias calles principales y en cualquiera de las paralelas y perpendiculares al barrio.

MR. HOLMES BAKEHOUSE

Si entre visita y visita por el centro de la ciudad os entra el hambre, tenéis que acercaros a Mr. Holmes Bakehouse, un minúsculo local en el 1042 de Larkin St. donde hornean croissants, bollos suizos, galletas y tartaletas de hojaldre tipo a los pasteis de Belem, todo ello con ingredientes de lo más originales.

El local además es una chulada, con un aire industrial y un luminoso ‘I got baked in San Francisco’ muy Instagrameable ;). Por si os perdéis este, tienen otro local también en Los Ángeles, un poco más grande donde creemos que dan brunch.

PALACIO DE BELLAS ARTES

Es el único edificio de arquitectura clásica que nosotros conocemos de San Francisco, de hecho cuando llegas y ves todo el recinto por un momento no te parece estar en EEUU, o al menos, en la costa oeste.

Se construyó en 1915 para la Exposición Universal que tuvo lugar en la ciudad y es de las pocas construcciones que siguen en pie de aquella exposición, aunque no es la versión original, pues esta tuvo que ser demolida y construida de nuevo con materiales más resistentes.

Es un sitio muy tranquilo al que acuden locales para pasear por el lago, bajo la cúpula y tumbarse en el césped para leer o hacer picnics.

PUENTE GOLDEN GATE

¿Puede haber algo más representativo de San Francisco que el Golden Gate? Para nosotros fue una de las partes más importantes de la visita a la ciudad y le dedicamos mucho tiempo, lo visitamos ambos días para poder verlo desde ambas orillas.

Es tanto el cariño que tenemos a Goldie, que hemos hecho un post específico para que no os lo perdáis en ninguna de sus perspectivas: 5 Miradores del Golden Gate.

CALLES EMPINADAS DE NOB HILL

No es difícil ver calles con muchísima inclinación en San Francisco, están por todas partes, pero puestos a elegir, de todas las que callejeamos con el coche, nos quedamos con las calles empinadas de Nob Hill, en concreto, con California Street.

Esta calle es larguísima, cruza toda la ciudad de oeste a este y en su parte última, ya cerca del Distrito Financiero, comienza a bajar con escalones rectos e inclinados, como una enorme escalera, con rascacielos a ambos lados y el Puente San Francisco – Oakland Bay de fondo. Para rematar, tiene tranvía, así que te llevarás unas fotazas para el recuerdo.

FISHERMAN’S WHARF

Se trata de una zona pesquera muy auténtica, aun conserva parte de los locales, los letreros y las atracciones que le convirtieron hace décadas en epicentro de San Francisco, a raíz de ser el primer puerto de la ciudad. Con la llegada de los nuevos tiempos, la industria se trasladó y cayó en declive.

Como todo lo que resiste a los nuevos tiempos y aun conserva su esencia, lo consideramos un imprescindible de San Francisco, por momentos recuerda al pier de Santa Mónica por ese aire de película americana de los 80.

Nosotros fuimos justo antes del atardecer y tenemos un recuerdo muy bonito. Os contamos qué podéis ver en Fisherman’s Wharf:

  • Comer pescado fresco en los puestos de Taylor St. Es muy típico comer salsa de almejas en un cuenco de pan o cangrejos.

  • Visitar el Museo Mecánico. Vais a alucinar con este lugar, es una nave industrial llena de máquinas antiguas de coleccionista que funcionan con monedas, como antiguamente en las salas de juego. También podéis encontrar el sombrero de Hogwarts y saber a cuál de las cuatro casas pertenecéis ;).

  • Coger un ferry a la Isla de Alcatraz y visitar la famosa cárcel. Salen ferries durante todo el día, aunque la mejor hora es por la tarde y volver justo al atardecer.

  • Ver a los leones marinos en el Pier 39. Están allí de manera permanente, a veces dando el gusto a las decenas de curiosos y otras veces, echando una siesta eterna ;).

PIER 7

Es uno de los muelles del barrio El Embarcadero, y nos pareció de los mejores muelles que hemos visto: iluminado con bonitas farolas, bancos para sentarse, vistas al Puente San Francisco – Oakland Bay por un lado y al Pyramidal Building y demás rascacielos del Distrito Financiero, por el otro.

Se encontraba a escasos minutos de nuestro hotel, así que lo dejamos para el final de nuestro segundo día y así verlo de noche.

DÓNDE COMER EN SAN FRANCISCO


Os recomendamos de cabeza comer en Little Italy, en concreto en el cruce de Stockton St. con Columbus Ave. encontraréis varios locales con terraza para comer al aire libre y muy buen ambiente.

Nosotros escogimos Tony’s Pizza y nos encantó. Pudimos dejar el coche aparcado en una calle paralela y pagar el parquímetro con tarjeta.

Las dos noches cenamos en el restaurante del hotel Hyatt Regency, llegábamos KO de todo el día y poder cenar y subir a la habitación nos parecía planazo. Si os cuadra cerca, se cena muy muy bien y tienen de todo, tanto platos elaborados como más batalleros. Nosotros cenamos hamburguesas y pizzas.

Tonys Pizza en Little Italy


Restaurante Hotel Hyatt Regency

HOTEL EN SAN FRANCISCO


Encontrar hotel bueno y económico en San Francisco es muy difícil, así que decidimos aprovechar un regalo que guardábamos como oro en paño desde hacía años. El hermano mayor de Dani nos regaló una Navidad puntos para alojarnos dos noches en cualquier Hyatt del mundo. En cuanto vimos el Hyatt de San Francisco, lo vimos claro :).

En un hotelazo, con habitación de 10, restaurante de 10, personal de 10 y arquitectura de 10. 

Para todos los que os cuadre este tipo de hotel u os queráis dar el capricho, hay dos Hyatt en San Francisco, nosotros nos alojamos en Hyatt Regency y la zona nos encantó, en pleno distrito financiero, con vistas al Puente San Francisco – Oakland Bay, a dos pasos de los muelles, de paradas de tranvía, Starbucks y supermercados.

SEGURO DE VIAJE


¡No viajéis sin seguro médico! La sanidad fuera de España es carísima, y mucho más en EEUU. De verdad que el seguro  médico es muy barato y cubre muchísimo.

Nosotros siempre recomendamos Iati Seguros, muchos blogueros a los que seguimos han tenido que hacer uso de sus servicios y han quedado muy satisfechos.

Si os queréis ahorrar un poquito, tenéis un 5% de descuento por ser lectores de Wander y podéis coger el seguro pinchando en el siguiente botón:

seguro viaje iati

¡Nos encantaría saber qué te ha parecido el post! Y como siempre, si tienes cualquier duda u opinión, no dudes en escribirnos un comentario o correo, y recuerda que puedes seguirnos la pista a través de Instagram aquí, o el resto de RRSS que aparecen en los banners. ¡Gracias por leer y hasta la próxima!

Photos by Wander on World

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *