Marruecos

viaje-a-marruecos verano

Viaje a Marruecos…¿por qué ir?

El país de las especias, los zocos, las alfombras, las montañas del Atlas, las kasbahs de adobe, las gargantas, los valles, los cielos estrellados y el cálido desierto, te está esperando. Un país donde podrás vivir las ‘Mil y Una Noches’, ver el atardecer sobre una duna y tomar un té a 100 metros sobre el cielo.

Leer Más
desierto-3

Marruecos VII. Erg Chebbi: la joya de Marruecos

Esta vez no hay mucho que contar, las fotos, aunque no le hacen justicia, hablan por sí mismas. Erg Chebbi se está convirtiendo cada vez más en punto turístico de Marruecos, lo que se traduce en albergues, coches y ruidos. Pero será por la época en la que fuimos (principios de Junio) que el turismo brillaba por su ausencia y sí que pudimos disfrutar de la magia del desierto.

Leer Más
asfalto-4

Marruecos VI. ¿Será así Marte?

Comenzaba el segundo día de excursión y aunque nuestra meta era el desierto, todo lo que ya habíamos visto por el camino había conseguido conquistarnos y hasta nos planteábamos que si, en un hipotético caso, la excursión tuviera que terminar ahí, ya había merecido la pena. Pero como nada se interpuso en nuestros caminos, tras un espectacular desayuno con vistas al Atlas, pusimos rumbo al siguiente destino.

Leer Más
erg-chebbi

Marruecos III. Excursión al desierto, ¿sí o no?

Es función de gustos, preferencias y cómo se quiera tomar uno el viaje, pero bajo nuestro punto de vista, ir a Marrakech un mínimo de 4 días y no hacer excursión al desierto, es un fallo. Si está en tus planes repetir viaje a este país, una opción es dedicar un viaje a las ciudades (Casablanca, Marrakech, Fez, Rabat…) y otro viaje al desierto. Pero de no ser así, intenta condensarlo todo en uno, puedes ver la ciudad en mucho menos tiempo y destinar el resto de días al desierto. Merece mucho la pena.

Leer Más
jemaa-el-fna

Marruecos II. Las Mil y Una Noches en Jemaa el Fna

Con las pilas ya cargadas, nos sumergimos de nuevo en las callejuelas de La Medina. Les tocaba el turno a las Tumbas Saadíes y la Mezquita Koutoubia. Y con las mismas prisas que la Cenicienta, había que ver todo antes del atardecer, pues las azoteas de los cafés que rodean la plaza de Jemaa el Fna se abarrotan para ver la puesta de sol y queríamos coger un buen sitio.

Leer Más