LOS SENDEROS MÁS PELIGROSOS DE ESPAÑA 

img_1128.jpg

España, un país plagado de terreno montañoso y de paisajes increíbles a la vista del alpinista, regala unos senderos naturales intrincados y peligrosos para el que se atreva a superarlos. Ante el senderista se presenta una oportunidad única de atravesar caminos realmente complejos que, siempre con un seguro deportivo bajo el brazo para salvar cualquier imprevisto, concluyen con unos paisajes preciosos.

Uno de estos senderos peligrosos de la orografía de España se encuentra en Huesca. La Pasarela Montfalcó supone un verdadero reto para cualquier senderista, pues se tiene que remontar por un camino de 291 escalones creado de forma artificial hasta alcanzar la cumbre. El ascenso se caracteriza por ser una prueba de choque contra el miedo a las alturas que pueda sufrir una persona al estar a 83 metros de alto. En la cumbre se puede tener una vista preciosa de la Sierra de Montsec, por lo que el riesgo vale la pena. ¿Quién dijo vértigo?

Pero si tú ya eres un senderista profesional, te recomendamos otro camino más propio para tu nivel: la Ruta ferroviaria de La Fregeneda-Vega Terrón. Un total de 20 túneles y 13 puentes forman parte de esta vía que es propiedad de Renfe desde 1985 y que antaño unía la provincia de Salamanca con Portugal. Las estaciones están muy deterioradas y, aunque el último tramo de 17 kilómetros es puro espectáculo visual, la senda es una verdadera prueba y un riesgo en sí.

Otra ruta de senderismo peligroso se halla en León, y es conocida como la Ruta del Cares. En 1916, mientras se encontraba en plena construcción por excavación en piedra caliza, murieron varios obreros, de ahí su alto nivel de riesgo. Hoy en día está abierta para caminar por sus 12,2 kilómetros y contemplar una de las vistas más impresionantes de España. Los lugareños la conocen como “Garganta divina”, y de hecho su forma asemeja a una profundidad, mientras que al remontar sus kilómetros parece que se está en una película de la Edad Media.

La ruta de los Cachorros de Monachil, a escasos kilómetros de Granada, es otro de los caminos de senderismo más interesantes en España. Su peligrosidad se basa también en ocasiones por el vértigo, el cual juega un papel esencial por el puente colgante a 63 metros de altura. La ruta al completo consta de 9 kilómetros y medio y se realiza en unas 4 horas a ritmo medio.

Por último y quizá por ello el sendero más peligroso, se encuentra El Caminito del Rey, en Ardales (Málaga). Y es que este camino está considerado como “el más peligroso del mundo” debido a que se mantiene unido con agarres a las paredes verticales del Desfiladero de los Gaitanes. La ruta, que inicialmente unía las localidades de Ardales y El Chorro desde 1905, es ahora un fuerte atractivo turístico para los senderistas más aventureros. Su nombre le viene dado después de que el Rey Alfonso XIII tuviera que hacer esta ruta en 1921 para llegar a la Presa del Conde Guadalhorce.

Wander On World

3 Comentarios

Espacio para tus comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>