QUÉ VER EN LISBOA

Puente 25 de Abril. Lisboa, 2019.

Porque no hay dos sin tres, ya vamos por la tercera visita a Lisboa. La ciudad atrae, tiene esa mezcla entre decadente y moderno, buena comida y buen ambiente. Además cuadra muy cerca de España, ¿qué mas necesitas?

Lisboa está situada justo en la desembocadura del río Tajo, después de que este atraviese una gran parte de España, motivo por el que tiene dos puentazos como el Puente 25 de Abril y Puente Vasco da Gama. Es conocida como la Ciudad de las Siete Colinas, así que preparaos para calles inclinadas, funiculares y elevadores ;).

Viajar a Lisboa es trasladarte a la ciudad del tranvía, de los tejados rojos, de los Pasteis de Belem, de los castillos y de los atardeceres sobre el Tajo. ¡Querrás volver!

CÓMO MOVERSE POR LISBOA


La mejor manera de conocer cada barrio es pateándolo, pero para ir de un barrio a otro, lo mejor es utilizar el transporte público para ahorrar algo de tiempo. Os comentaros las opciones de transporte público en Lisboa:

  • Metro: es muy limpio y con elevada frecuencia. Lo encontramos muy útil para llegar hasta la Plaza del Comercio y desde allí movernos en tranvía. También tiene línea directo al aeropuerto. Hay 4 líneas principales: amarilla (amarela), azul, verde y roja (vermelha). Podéis descargar el mapa en el siguiente icono:

  • Tranvía: hay 5 líneas que cubren la mayor parte de las zonas de interés. Una vez dentro, tenéis que validar la tarjeta en las máquinas lectoras que hay. Las que más usaréis serán la línea 15 para ir a Belém, la famosa 28 para recorrer Alfama o la 25 que para en la Plaza del Comercio. Aun así, podéis descargar el mapa en el siguiente icono:

  • Autobús: allí lo llaman autocarro y tiene una red súper extensa que llega a lugares que ni el metro ni el tranvía son capaces de llegar. Tiene 6 líneas y la que más usaréis para moveros por el centro es la naranja. Tenéis el mapa en el siguiente enlace:

  • Patinete eléctrico: en nuestra primera visita a la ciudad en 2013 ni existían por la ciudad, pero en esta última los veíamos por todas partes, en la acera, apoyados en edificios…eran una plaga, pero nos parecieron súper útiles para el barrio de Belém, dado que es muy alargado, muy diáfano y han habilitado un carril para bicis y patinetes. Hay varias Apps móviles con las que puedes coger uno, nosotros en concreto utilizamos Lime.

Para todas las opciones, salvo para el patinete, existe la Tarjeta Viva Viagem, que se adquiere en las máquinas de las estaciones de metro y vale para las tres modalidad de transporte.

Está la opción 24 horas ilimitado, que en esta última visita es la que cogimos nosotros, y opciones para más días según vuestro viaje. Viene todo explicado en la pantalla y se puede elegir el idioma.

QUÉ VER EN LISBOA


Este post es una mezcla de los lugares que visitamos hace 6 años en nuestra primera vez en Lisboa más unos cuantos nuevos que hemos descubierto en nuestra visita hace un par de semanas. Haremos un recorrido de este a oeste comenzando en el Barrio de Alfama y terminando en el Barrio de Belém.

Por si os resulta de ayuda ubicar todos los sitios de los que os vamos a hablar en un mapa, os dejamos este, donde aparecen no solo los que visitamos, sino alguno más que dejamos en el tintero, como la Estación de Oriente o el Puente Vasco da Gama, para quien tenga más tiempo:

.

BARRIO DE ALFAMA

Si hay un barrio que caracteriza a Lisboa es Alfama. Es el barrio más antiguo de la ciudad y eso hace que aún conserve cierto aire musulmán. Es toda una encrucijada de callejuelas estrechas, ropa tendida en las ventanas, suelos adoquinados y tejados rojos de todas las formas y tamaños.

Este barrio es también conocido por sus casas de Fado y por el tranvía 28, famoso porque aún conserva el formato antiguo. Si bien es verdad que puedes coger este tranvía en muchos puntos de la ciudad, el inicio de la línea es el barrio de Alfama y cogerlo en una de sus calles, muy auténtico. Puedes ver todo el recorrido de la línea en Google Maps: Recorrido Tranvía 28 de Lisboa.

MIRADORES DE LISBOA

Hay muchos miradores en Lisboa, como no podía ser de otra manera en la ciudad de las siete colinas. Si tienes tiempo de sobra para perderte por barrios menos céntricos de Lisboa, puedes ver las vistas desde el Parque Eduardo VII, desde Rocha do Conde de Óbidos o desde el mirador de las Necesidades. Son algunos de los que nosotros apuntamos en la lista pero que no pudimos ver por falta de tiempo.

Entre los más populares, aunque por ende más abarrotados, para ver una panorámica del pintoresco barrio de Alfama y sus ya conocidos tejados rojos y caóticos, se encuentran el mirador de Santa Lucía y el mirador de las Puertas del Sol.

CASTILLO DE SAN JORGE

Coronando la colina del barrio de Alfama y Castelo, se alza el Castillo de San Jorge, lo puedes ver desde casi cualquier punto de la ciudad y es uno de esos sitios que tienes que ver si o si antes de abandonar la ciudad, por su arquitectura, su historia y su localización. Como ya viene siendo habitual, comenzó en manos de los visigodos, posteriormente fue modificado por los árabes y terminó en manos de los reyes de Portugal.

Desde uno de sus lados verás la parte oeste de Lisboa, toda la zona de Belem y alrededores, y desde la otra parte podrás llegar a ver el Puente Vasco de Gama, la parte nueva de Lisboa.

Para llegar hasta aquí puedes coger el tranvía (línea 28 –  parada Miradouro Santa Luzia) o el autobús (línea 37 – parada Castelo). Para más información, visita aquí su web.

PANTEÓN NACIONAL

Habíamos leído que las vistas desde la azotea del Panteón Nacional eran espectaculares, y cómo no, no nos defraudaron.

La entrada al Panteón es de 3€, los domingos hasta las 14:00 horas es gratis y los lunes cierra sus puertas. Para llegar hasta aquí: en metro (línea azul – parada Santa Apolónia) y en tranvía (28, San Vicente). (Información de 2013).

PLAZA DEL COMERCIO

La Plaza del Comercio es la más importante de Lisboa. Ocupa el lugar en el que estaba situado el palacio real antes del gran terremoto que acabó con casi toda la ciudad.

Cuenta con dos puntos de interés: el Arco Triunfal da Rua Augusta y la Estatua ecuestre del rey de Portugal que reinaba durante el acontecido terremoto. Se puede llegar a la plaza por metro (línea azul – parada Terreiro do Paço, líneas verde y azul – parada Baixa/Chiado).

Desde esta plaza, y en dirección hacia la Plaza de Rossio, encontraréis a mano izquierda el famoso Elevador de Santa Justa.

FUNICULAR DA BICA

Este ha sido uno de los grandes descubrimientos en esta última visita gracias a Instagram. La vez anterior esta pequeña calle tan auténtica se no pasó.

El funicular recorre la empinada Rua da Bica con dos vagones que se alternan y suben y bajan con bastante frecuencia. Al menos cuando nosotros lo visitamos, uno de ellos era amarillo y otro azul, ambos totalmente repletos de graffitis, como las paredes de los edificios colindantes, llenas de pequeños balcones con plantas, una encrucijada de cableado y farolas. Solo os decimos que fuimos a hacer fotos los dos días de lo que nos gustó ;).

Consejo fotográfico: cuando el funicular llega a lo alto de la calle, se vacía y espera unos 15 minutos a bajar cargado de nuevo de gente. Es el momento perfecto para subirte a él y hacer fotos ;).

PINK STREET

Es una calle enclavada entre varios edificios, locales rojos, un puente color mostaza y un bloque azul cielo. El resultado: un rincón muy fotografiable e Instagrameable ;).

Defrauda un poco en persona porque es más pequeña de lo que tu mente piensa, el suelo está muy descuidado y, lo que es peor, por la noche es zona de fiesta, llena de bares y restaurantes, de modo que durante el día tiene ese aire ‘sucio’ que se respira en las zonas de fiesta. Pero pilla de camino entre el Funicular Bica y la Plaza del Comercio, así que no perdéis nada por acercaros.

LX FACTORY Y SU FAMOSA LIBRERÍA

Descubrimos este sitio por la librería Ler Devagar, pensando que estaba dentro de un centro comercial al uso, cerrado y lleno de tiendas, pero nada más lejos de la realidad.

LX Factory es un sitio abierto, al aire libre, con una mezcla industrial y hipster, restaurantes con terrazas donde comer o cenar, tiendas súper originales y música en directo, todo ello asentado en lo que un día fue una fábrica. Nos pareció una ideaza.

PUENTE 25 DE ABRIL

La joyita que completa al Tajo :).

No vamos a obviar que recuerda infinitamente al puente Golden Gate de San Francisco, otra joya cuyos alrededores impactan más que los de Lisboa, pero aun así el Puente 25 de Abril es uno de los iconos de Lisboa, completa las vistas del Tajo y además siempre se ve despejado (con o sin nubes, pero sin niebla), cosa que no ocurre con el Golden Gate :(.

Curiosidad: el nombre inicial de este puente no era 25 de Abril, sino Puente Salazar, jefe de gobierno que lo mandó construir. Tras la Revolución de los Claveles del 25 de Abril, se le quitó el anterior nombre y se le asignó el actual.

CRISTO REI

Hay muchos lugares en Lisboa desde los que disfrutar del Puente 25 de Abril, y uno de los mejores por su altitud y diafanidad es el monumento de Cristo Rei en Cacilhas, frente a la costa de Lisboa, aprovechando además el viaje para visitar esta estatua monumental, que aunque réplica del Cristo Redentor de Río de Janeiro, merece la pena ver de cerca.

  • Si no disponéis de coche propio, el modo más sencillo y económico de llegar a Cristo Rei desde Liboa es en barco cruzando el río Tajo desde la estación fluvial de Cais do Sodré (parada de metro homónima).
  • Una vez en Cacilhas, se puede llegar a Cristo Rei andando o en autobús. Las paradas de buses están a la izquierda según se sale de la estación fluvial. Hay que coger el número 101 hacia Almada y Cristo Rei y el ticket del bus se compra dentro pagando directamente al conductor. (Información de 2013).

¿Cuál es la historia de esta estatua y, sobre todo, por qué copiar una que ya existe? Resulta que el Cardenal de Lisboa visitó Brasil y quedó impresionado con la que actualmente es una de las 7 Maravillas del Mundo. Tal fue su obsesión, que a su vuelta propuso el proyecto de construir una igual en Lisboa. Tras varios años, y coincidiendo con la II Guerra Mundial, se lograron recaudar los fondos suficientes para comenzar su construcción.

MAAT

Se trata del Museo de Arte, Arquitectura y Tecnología y lo inauguraron en 2016, de modo que el sitio era nuevo para nosotros y  nos encantó descubrirlo.

Simula una ola gigante frente al Tajo, cubierta por miles de pequeños azulejos blancos que cambian de color según la hora del día. Aparte de tener varias exposiciones, lo han diseñado de tal modo que locales y visitantes puedan pasearlo, subir y ver las vistas del Puente 25 de Abril o sentarse en las alargadas escaleras frente al río y disfrutar del atardecer. Nos pareció una chulada.

MONUMENTO A LOS DESCUBRIMIENTOS

¡Y llegamos a nuestro barrio favorito de Lisboa: Belem!

Para llegar a la zona, hay varios medios de transporte disponibles: la línea 15 del tranvía, las líneas  28, 714, 727, 729 ó 751 de autobuses, o bien, la línea de tren de Cascáis.

Nuestra primera parada fue en el Monumento a los Descubrimientos, homenaje a los personajes que participaron en la Era de los Descubrimientos de Portugal.

Se puede subir a la azotea y desde sus 52 metros de altura ver una panorámica del barrio de Belém y la enorme Rosa de los Vientos a sus pies, un mosaico de 50 metros de diámetro en el que aparecen los descubrimientos portugueses, como las Azores, Madagascar o Guinea.

MONASTERIO DE LOS JERÓNIMOS

Declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Decidimos visitar primero la iglesia y, aunque no le dedicamos mucho tiempo, sí que nos impresionó su nave con seis perfectas columnas y las tumbas, entre las que se encuentra la de Vasco de Gama.

A continuación nos dirigimos al Claustro, donde si dedicamos más tiempo, nos pareció espectacular con varias alturas, balcones y un jardín central. La entrada a la Iglesia es gratuita, sin embargo para el Claustro hay que pagar.

TORRE DE BELEM

Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO y, para nosotros, una de las joyitas de Lisboa, en esta última visita nos pasamos por la zona casi todo el finde.

La torre en su momento funcionó como fortaleza de defensa contra ataques en el Tajo, pero luego llegó a ser hasta una prisión. Actualmente se puede entrar y visitar sus cinco pisos llenos de salas y una capilla. Nosotros nunca la hemos visitado por dentro, siempre nos quedamos embelesados viéndola por fuera ;).

HOTEL EN LISBOA


La primera vez que visitamos Lisboa en 2013 fuimos sin coche, ya que volamos desde Madrid, así que queríamos un hotel céntrico, y escogimos Hotel The Art Inn Lisbon.

La relación calidad/precio y su ubicación en la céntrica plaza de Rossio hizo que nos decidiéramos por este entre varias opciones. La atención del personal fue inmejorable y en cuanto al interior del hotel, a nosotros nos encantó esa manera tan original de mezclar el arte y viajar.

Nuestra última visita sin embargo, la hicimos en coche tras pasar unos días en familia en Comporta, de modo que buscábamos un hotel con parking y nos daba igual que no estuviera céntrico, solo hacía falta que tuviera cerca una parada de metro.

El ganador fue Patria Hotel, al lado de la parada de metro Saldanha. La zona es muy tranquila, con cafeterías, tiendas, terrazas, farmacias…nos gustó mucho.

La habitación muy limpia, cama grande y cómoda y el servicio de recepción 24 horas. Lo recomendamos.

VISITA A SINTRA DESDE LISBOA


Si tenéis tiempo para hacer una excursión de un día al cuento de hadas llamado Sintra (os contamos en su momento nuestra visita en este post), sus ‘imprescindibles’ son:

  • Castelo dos Mouros
  • Quinta da Regaleira
  • Palacio da Pena
  • Palacio de Monserrate
  • Cabo da Roca

THE END


Con esto finiquitamos nuestra pequeña guía de que ver en Lisboa, todos los que conozcáis muy bien Lisboa es probable que hayáis echado en falta algún sitio, tanto nuestra visita en 2013 como la última este verano, han sido bastante exprés, pero está genial porque así siempre que volvemos descubrimos algo nuevo ;).

Es una ciudad súper auténtica, con muchos barrios, mucho ambiente y muy cerquita de España, para los que nos leéis desde aquí, así que os animamos sin ninguna duda a que la visitéis.

Como siempre, si tienes cualquier duda u opinión, no dudes en escribirnos un comentario o correo, y recuerda que puedes seguirnos la pista a través de Instagram aquí, o el resto de RRSS que aparecen en los banners. ¡Gracias por leer y hasta la próxima!

Photos by Wander on World

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *