VISITA A AMÁN Y JERASH

Imaginando la vida en Jerash hace siglos. Jordania, 2018.
Imaginando la vida en Jerash hace siglos. Jordania, 2018.

Visitar la cuna de Jordania, sus orígenes, los lugares por los que lucharon tras las murallas, las civilizaciones que pisaron tus tierras y admirar vestigios de la época romana, es posible en las ciudadelas de Amán y Jerash y recomendamos que reservéis al menos un día a estas dos joyas.

Es probable que dejéis la visita de Amán y Jerash para el primer o último día que lleguéis a Jordania, dada su cercanía al aeropuerto. Al igual que es probable que visitéis ambas el mismo día si vais con el tiempo justo. Si es el caso, os recomendamos visitar Amán por la mañana y Jerash por la tarde, el atardecer entre las columnas de sus ruinas es precioso.

CONDUDICR EN AMÁN Y JERASH

Conducir en Jordania nos pareció muy sencillo pues no había prácticamente coches por ninguna carretera (al menos en la época en la que fuimos nosotros), sin embargo, esta tranquilidad se acabó el último día, cuando visitamos la capital y la vecina ciudad de Jerash.

Armaos de paciencia, estaréis rodeados por coches que adelantan por cualquier lado, pitan sin ningún motivo, forman cinco carriles en carreteras de tres y no sabes en cuál ponerte, pero al final, llegas a destino, con más o menos pitadas, pero llegas. Vosotros a lo vuestro, a vuestro ritmo y con prudencia.

Muy importante, como ya os lo comentamos en el primer post de la guía de Jordania, que os descarguéis la aplicación de móvil Maps.me y el mapa de Jordania. De este modo tendréis mapas offline sin necesidad de Internet, y creednos, la app es muy buena y tiene marcados todos los puntos para que lleguéis fácilmente al desierto de Wadi Rum, a Petra, a Wadi Mujib, a Amán y Jerash e infinidad de lugares. Además, no solo indica dónde está el lugar, sino que traza la ruta a seguir desde un punto a otro en varios medios de transporte. Nosotros llevamos usándola desde hace muchísimos años y nunca falla ;).

que ver aman

VISITA A AMÁN

Nosotros no fuimos muy partidarios de callejear mucho con un coche de alquiler por una ciudad que ya se veía caótica hasta en las afueras, de modo que fuimos directos a la ciudadela y desde allí directos a Jerash. Hicimos un amago de acercarnos a la famosa Rainbow Street de Amán, pero cuando realmente tiene ambiente es por la noche, y de hecho de día nos defraudó bastante y no bajamos ni del coche.

CIUDADELA DE AMÁN

Amán es una ciudad construida sobre colinas y la ciudadela está sobre una de ellas, llamada Jabal al-Qal’a. Es la colina más alta, teniendo todo el sentido del mundo, pues así podían protegerse mejor el invasor y cerciorarse de su llegada con tiempo. Algo que sin embargo no les valió de mucho pues Amán ha sufrido innumerables invasiones y ataques por parte muchos imperios.

Es por eso que se valora aun más esta ciudadela, la existencia de las ruinas de lo que un día fue, que hayan aguantado tantos conflictos y tanto tiempo y hoy en día podamos visitarlas.

La ciudadela tiene parking gratuito justo en la entrada, así que a medida que vayáis subiendo las empinadas carreteras para llegar hasta arriba, donde se encuentra enclavada la ciudadela, seguid con el coche hasta el final sin miedo pues podréis aparcar sin problema.

La entrada a la ciudadela es gratuita con el Jordan Pass, con mostrarlo a la entrada, es suficiente.

¿Qué ver en la Ciudadela de Amán? Os enumeramos resumidamente sus puntos principales, pero no tiene ningún misterio ir recorriendo sus zonas, en la entrada puedes pedir un mapa, se ve de manera muy fácil y en poco tiempo:

  • Templo de Hércules: es su icono por excelencia y personalmente lo que más nos gustó del recinto. Si se compara con la imagen de cómo fue inicialmente, o al menos lo que estaba proyectado a ser, se echan en falta muchas columnas. No se sabe muy bien si estas fueron destruidas, saqueadas o que el templo nunca llegó a terminarse. La luz del sol que se filtra entre sus piezas…¡de foto!
  • Iglesia Bizantina: no queda mucho en pie pero si veis la imagen de información en la que se muestra la original, podréis fácilmente reconocer parte del ábside y de las columnas de la nave central.
  • Palacio: en todos los paneles informativos se indica el período al que pertenece la edificación, y este palacio es de la época de los omeyas. Algunas de sus partes han sido ya restauradas.
  • Aljibe: se conserva bastante bien, allí almacenaban el agua que luego abastecía al resto de la ciudad por medio de canales.
  • Museo Arqueológico de Jordania: nosotros no entramos, íbamos un poco justos de tiempo para Jerash, pero para los que entréis, contiene antigüedades que se remontan hasta la prehistoria, sarcófagos de la Edad de Hierro o manuscritos del Mar Muerto, entre otros.
  • Las vistas: la ciudadela fue el único punto que visitamos de Amán y desconocemos si hay algún mirador que ofrezca vistas de la ciudad tan bonitas como las que se ven desde aquí, sobre todo porque se obtiene una panorámica con el teatro romano muy chula.

que ver jordania

que ver aman

que ver aman

que ver aman

que ver aman

VISITA A JERASH

A nosotros personalmente, nos impactó mucho más Jerash que Amán, quizá porque está mucho mejor conservada y ofrece muchas más ruinas. Esto no es sin embargo porque en Amán se hayan hecho mal las cosas, sino más bien porque Jerash, entre otros factores, estuvo oculta por la arena durante muchísimos años hasta ser descubierta.

En uno de los carteles leímos que la llaman ‘la ciudad de las mil columnas‘ y cuando te adentras en ella entiendes por qué. Fuera de Italia, es la mayor ciudad arqueológica romana que se conserva en nuestros días y se encuentra a escasos 40 kms de Amán. Así que no lo penséis mucho, e incluidla en vuestra ruta ;).

La entrada a la ciudadela de Jerash, al igual que ocurre con la de Amán, es gratuita con el Jordan Pass, con mostrarlo a la entrada, es suficiente.

¿Qué ver en Jerash? Es bastante más grande que la ciudadela de Amán, por lo que calculad más tiempo para esta. Hay mapas y paneles informativos y es difícil perderse, no hay más que caminar e ir disfrutando y aprendiendo de las ruinas. Os contamos algunos de los puntos que vimos nosotros:

  • Arco de Adriano: es el primero en recibirte en Jerash, así como en sus tiempos recibía al emperador. Es enorme y de varios pisos.
  • Hipódromo: actualmente es una explanada enorme en la que en su día cabían hasta 14000 espectadores. En ocasiones realizan espectáculos con caballos para el turismo.
  • Plaza Ovalada: uno de los puntos más chulos, aunque Jerash tiene varios. La plaza cuenta con 56 columnas jónicas perfectamente conservadas que conformaban el centro neurálgico de la ciudad, el foro romano y del que partía la principal vía (siguiente punto).
  • Calles Cardo y Dycamanos: es la gran vía de la ciudad, repleta de columnas (¡más de 500!) y con la peculiaridad de que el suelo está adoquinado con los materiales originales. Antiguamente era la calle en la que se ubicaban las tiendas de la ciudad. Desde ella, a lo lejos, se puede divisar parte de la Jerash moderna.
  • Los teatros: hay dos, norte y sur, y conservan muchas filas donde entraban hasta 3000 espectadores. En algunos de sus asientos aun se pueden distinguir letras griegas. Actualmente sirven como auditorio para el Festival de la Cultura y Artes.
  • Templo de Artemisa: de nuevo, enormes columnas acompañaban a la edificación dedicada a la diosa griega de la Caza y de la Naturaleza.
  • Templo Nymphaeum: próximo al templo de Artemisa aun se conservan los restos de una enorme fuente dedicada a los ninfos. La presencia de puntos de agua para refrescarse era habitual en las ciudades romanas. En su día, el agua brotaba de siete leones incrustados en la piedra.

que ver jordania

que ver jerash

que ver jerash

que ver jerash

que ver jerash

THE END

Tras esta visita a Amán y Jerash, un día un poco más cosmopolita y diferente a los que habíamos vivido el resto del viaje, deshicimos el camino desde Jerash hasta el aeropuerto, devolvimos el coche de alquiler, compramos algo para cenar en un restaurante que aún estaba abierto en el aeropuerto y Rabah, el dueño de los apartamentos donde dormimos el primer y último día del viaje, nos fue a recoger.

Al día siguiente a primera hora, salía el vuelo con destino a Madrid. Un trabajador de Rabah nos llevó de vuelta al aeropuerto y pisamos por última vez Jordania, un país que nos ha sorprendido desde el primer hasta el último día, que no hacemos más que recomendar y que volveríamos ya mismo de no ser porque nos queda mucho mundo por ver. Esperamos, sin embargo, volver algún día a disfrutarte Jordania, nos regalaste momentos únicos y tienes auténticos lugares de película.

que ver jordania

Como siempre, si tienes cualquier duda u opinión, no dudes en escribirnos un comentario o correo, y recuerda que puedes seguirnos la pista a través de Instagram aquí, o el resto de RRSS que aparecen en los banners. ¡Gracias por leer y hasta la próxima!

Photos by Wander on World

1 Comentario

  • merLIN dice:

    CHIIICOOS!! Acabo de leerme todos los post de Jordania y, ¿¿sabéis qué?? Que es lo siguiente en mi lista!! Cómo me ha gustado el trocito que nos habéis enseñado de este país precioso. En cuanto engañe a alguien para que se venga conmigo iré para allá! Como siempre, un placer leeros, todo un gusto para el sentido de la vista!

Espacio para tus comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>