QUÉ VER EN BUDAPEST: DÍA 1

Parlamento desde el Bastión de los Pescadores. Budapest, Dic 2016
Parlamento desde el Bastión de los Pescadores. Budapest, Dic 2016

Hoy pasearemos por la gran colina de Buda, cruzaremos el Danubio por el majestuoso Puente de las Cadenas, avistaremos el Parlamento desde su mejor posición, el Bastión de los Pescadores, y el espíritu navideño nos invadirá en el mercadillo de Vörösmarty. ¿Te vienes?

Antes de comenzar con el itinerario de nuestro primer día en Budapest hora a hora os resumimos un poco:

  • La mañana: la dedicaríamos a la colina de Buda. No tendríamos tiempo para entrar en todos los sitios pero al menos si patearla bastante y comprobar si merecía la fama que se ha ganado de gozar de las mejores vistas de la ciudad. Tendréis que ver el post hasta el final para comprobarlo ;).

  • La tarde: la pasaríamos en el lado de Pest. Pues como algunos ya sabéis por nuestras andadas en Instagram, visitamos la cuidad tras Nochebuena y estábamos deseando zambullirnos en los famosos mercadillos de Navidad.

  • La noche: destacar que aunque a Cris le cuesta horrores madrugar ;), normalmente comenzamos nuestros días muy temprano cuando estamos de viaje, y más si es invierno y anochece pronto. Sin embargo, en esta ocasión llegamos a la ciudad ese mismo día a primera hora, y en lo que encontramos nuestro hotel en Budapest y nos ubicamos, terminamos saliendo a explorar la cuidad bien entrada la mañana, de modo que aquel que quiera utilizar este itinerario como ejemplo, podría incluir alguna visita más por la mañana o alargar más la noche.

En el siguiente mapa os mostramos la ruta a pie que hicimos ese primer día en Budapest. Ya sabéis que si lo queréis, solo tenéis que pedirlo y os lo hacemos llegar:

Todos ubicados…¡comenzamos!

12:30am – PUENTE DE LAS CADENAS

A no ser que vuestro hotel o apartamento se encuentre en la orilla de Buda, tendréis que cruzar el Danubio por alguno de los puentes para visitar esta zona y nosotros decidimos hacerlo por el Puente de las Cadenas.

Puede que sea el puente más icónico de la ciudad, y no es para menos, pues lleva en pie más años que Matusalén uniendo Buda y Pest. Ni la Segunda Guerra Mundial consiguió aniquilarlo por completo, pues sí quedó muy dañado pero al menos parte de las pilas resistieron y muchos años más tarde volvieron a abrirlo al público.

Se le llama Puente de las Cadenas porque el tablero está unido a los cables que van desde las pilas hasta los estribos por cientos de tirantes que antaño era grandes eslabones de cadenas. Sentimos este pequeño momento ‘friki ingenieril’ pero a Cris le puede…

Lo curioso de este puente fue lo que originó su construcción: el conde Széchenyi (sí, el que lleva el nombre de los famosos baños termales, o más bien, al revés ;)) tuvo que esperar en una ocasión una semana entera a que apareciera un valiente que le cruzara de una orilla a otra en barco durante el deshielo. Fue tras esto cuando decidió donar una gran cantidad de su dinero al pueblo para que se construyera el puente.

Cuando lo atraveséis y lleguéis a la orilla de Buda, lo primero que pisaréis será la plaza Adam Clark (ingeniero que diseñó el puente) y en ella veréis la famosa piedra ‘Kilómetro Cero’ de Budapest.

que-ver-budapest-puente-cadenas-1

que-ver-budapest-puente-cadenas-1

que-ver-budapest-puente-cadenas-1

que-ver-budapest-kilometro cero

13:30 – CASTILLO DE BUDA

O también conocido como Palacio Real, pues fue esta la residencia de los reyes de Hungría hace mucho tiempo. La verdad, no eligieron nada mal: a orillas del Danubio, frente al Puente de las Cadenas y el Parlamento y en lo alto de la colina con la ciudad a sus pies.

Actualmente el castillo alberga varios enclaves: una biblioteca, la Galería Nacional Húngara y el Museo de Historia de Budapest. En la recepción, aparte de información sobre lo que podéis encontrar dentro, hay una cafetería-restaurante y servicios.

¡Atención! Nosotros queríamos ver el interior del castillo pensando que aun lucía como antaño o al menos parecido, sin embargo, viendo fotos aquello dista bastante de lo que un día fue. Se ha convertido en un museo con paredes e iluminación totalmente contemporáneas. Así que los que tengáis pensado entrar por el mismo motivo que nosotros, abortad misión. Aparte, ninguno de los dos somos muy asiduos a los museos ni nos apasionan, de modo que decidimos no entrar. Pero para los que sí disfrutáis de ello, aquí encontraréis muchas obras de arte de artistas húngaros, esculturas o retablos.

¿Merece la pena ir hasta el Castillo de Buda? Creemos que sí:

  • Aunque no entréis, el edificio es un gran icono de la ciudad y merece la pena verlo aunque sea por fuera.
  • Sus vistas: desde aquí tendréis las mejores fotos del Puente de las Cadenas con el Parlamento de fondo :).
  • Es un buen punto de partida para callejear por la colina de Buda y llegar a ver el atardecer por la zona del Bastión de los Pescadores y la muralla.

¿Cómo llegar al Castillo de Buda? Una vez cruzas el puente y miras a lo alto, aquello parece eterno y por un momento descartas la idea de subir andando, pero la verdad, a nosotros no nos pareció para tanto, hay escaleras, cuestas adoquinadas y atajos por las laderas y en apenas minutos llegamos a la base del castillo. Pero si no queréis hacer pierna, está nevado o cualquier otro motivo, existe la opción de subir en funicular, se compran los billetes allí mismo y cuesta 1200 florines (4€ aprox.) el trayecto. El inconveniente de este, aparte de pagar, es la cola que normalmente suele haber.

que-ver-budapest-castillo buda

que-ver-budapest-castillo buda

que-ver-budapest-castillo buda

que-ver-budapest-castillo buda

14:30 – BASTIÓN DE LOS PESCADORES

Vista esta zona, nos dirigimos al otro punto más famoso de la colina de Buda por sus envidiables vistas: el Bastión de los Pescadores.

Siempre tendemos a pensar que todos los lugares tienen algo qué visitar en su interior (museo, biblioteca, interior de una iglesia, etc.), pero en este caso es tan solo un mirador. Bueno, no es tan sólo un mirador, perdón, es ‘el mejor mirador‘ de la ciudad e ir a la parte de Buda y no acercarse al Bastión para contemplar las mejores vistas de Pest, es un crimen :).

Las siete torres le dan una forma muy característica y es que fueron siete las tribus que fundaron las ciudades de Buda y Pest. Las torres están unidas entre sí por medio de pasillos y arcos y ya solo el conjunto en sí, independientemente de las vistas, merece la visita.

Hay varias teorías en torno al nombre del recinto. Una de ellas cuenta que cerca de la Iglesia de Matías existía un mercado de pescado y que fue quien dio el nombre al lugar. Otra, cuenta que el gremio de los Pescadores que vivía calles abajo del Bastión durante la Edad Media se encargó de defender esta parte de la fortaleza y en su honor, el recinto lleva su nombre. Sea como fuere, el lugar nos encantó y recomendamos la visita como ineludible.

Está abierto las 24 horas del día, salvo las torres que son de pago y cierran a las 23:00h.

¿Cómo llegar al Bastión de los Pescadores?

  • Si te encuentras en Buda: lo mejor y que más recomendamos es ir andando desde el Castillo, pues las callejuelas tienen encanto y se llega en apenas minutos.
  • Si te encuentras en Pest: el autobús es una opción, las líneas 16, 16A y 116 te dejarán justo frente a la Iglesia de San Matías. La otra opción es el metro hasta la parada Batthyány M+H y desde aquí subir andando unas cuantas calles hasta el bastión (apenas 10 minutos). Nosotros es la opción que utilizamos cuando fuimos a fotografiar el Parlamento de noche.

Dato importante: todos sabemos que encontrar un Starbucks de viaje es un oasis en el desierto, descansas, tomas un café o chocolate y gorroneas WiFi. Pues bien, frente al Bastión de los Pescadores, en la parte trasera de la Iglesia de Matías, se encuentra el hotel Hilton y justo al lado de la entrada al hotel, hay un Starbucks :).

que-ver-budapest-bastion pescadores

que-ver-budapest-bastion pescadores

que-ver-budapest-bastion pescadores

15:15 – IGLESIA DE MATÍAS

No tiene pérdida pues se encuentra justo en la plaza del Bastión de los Pescadores y destaca desde bien lejos pues los azulejos con los que están revestidos los tejados llaman la atención: rojo, naranja, verde o turquesa son algunos de sus colores y parece como si un gran grupo de piezas de Lego se hubieran pegado al resto de la iglesia de piedra.

Curiosidad: actualmente es la iglesia católica más importante de Budapest pero hubo un tiempo ¡en que la iglesia se convirtió en mezquita!, cuando esta parte de la ciudad fue invadida por los turcos otomanos…Años después, cuando estos fueron expulsados, la iglesia volvió a sus orígenes.

que-ver-budapest-iglesia matias

que-ver-budapest-iglesia matias

que-ver-budapest-iglesia matias

15:30 – TORRE DE MARÍA MAGDALENA

Se encuentra prácticamente al final del recorrido del recinto amurallado del castillo y callejeando apenas unos minutos desde la Iglesia de Matías, la veréis desde lejos.

Aunque antaño llegó a ser una iglesia, tras la Segunda Guerra Mundial lo que queda es un conjunto de ruinas donde el elemento principal y mejor conservado es el campanario gótico. A diferencia de lo que ocurrió con la Iglesia de Matías, durante el tiempo que los turcos otomanos tomaron la ciudad, esta iglesia fue el único edificio cristiano autorizado por ellos. De modo que católicos y protestantes venían hasta aquí y entraban por turnos.

Se puede entrar y subir a lo alto del campanario.

que-ver-budapest-torre magdalena

que-ver-budapest-torre magdalena

que-ver-budapest-torre magdalena

15:45 – HOSPITAL IN THE ROCK

U ‘Hospital de la Roca’. ¿Qué nombre tan raro no? Lo es hasta que descubres dónde se encuentra. Está totalmente escondido e incrustado en la colina de Buda pues se trataba de un hospital clandestino durante la Segunda Guerra Mundial y posteriormente ampliado a búnker durante la Guerra Fría por el temor a un ataque nuclear. Nada más y nada menos que 2000 m2 con útiles quirúrgicos de los años 40, médicos y pacientes de cera, salas de operaciones, armamento…y un sinfín de elementos que deben ponerte los pelos de punta.

Abre todos los días del año, la visita es obligatoriamente guiada, con una duración de 60 minutos y sólo se realiza en húngaro o en inglés. Cierra a las 20:00 pm y la última visita se realiza a las 19:00 pm. El precio de la entrada es un ‘pelín’ elevado para ser Budapest, pues cuesta 3600 florines (12€ aprox.).

No están permitidas las fotografías o vídeos en su interior pero ya sabéis que siempre, de un modo u otro, acaban colándose en la red, así que antes de entrar echamos un vistazo y acabamos descartando la idea. Sabemos que es todo un lujo poder visitar sitios como estos, donde se ha conservado la totalidad de la estructura que un día fue y donde se han llegado a reproducir escenas tan vivas como las que un día se vivieron, pero a nosotros seguía sin convencernos la idea de visitar un hospital y sentirnos personajes de una película de la Segunda Guerra Mundial…

Aun así estuvimos un rato en la entrada del museo, donde ya se pueden ver algunos paneles y souvenirs muy propios para este lugar. Tras el viaje y de vuelta en España teníamos un ‘amigo invisible’ y Dani quería comprar esa máscara…menos mal que acabamos convenciéndole de que no era muy buena idea, aunque quién sabe, igual a alguien le hubiera gustado…:).

¿Cómo llegar a Hospital in the Rock?

  • Si te encuentras en Buda: desde la Iglesia de Matías caminad hacia el suroeste por la calle Szentháromság y justo al final veréis un ascensor (sí, hay un ascensor en el medio de la nada). Una vez fuera del ascensor, encontraréis el museo caminando unos metros a mano derecha.
  • Si te encuentras en Pest: las líneas de autobús 16, 16A y 116 te dejarán justo frente a la Iglesia de San Matías y desde ahí, caminad hasta el ascensor.

que-ver-budapest-hospital rock

que-ver-budapest-hospital rock

que-ver-budapest-hospital rock

16:00 – PASEO POR TÓTH ÁRPÁD AL ATARDECER

Como veis, si visitáis la ciudad en invierno, no hay tiempo que perder, en cuanto el reloj marca las 16:00h, el sol comienza a esconderse. A nosotros nos pilló el momento ‘Cenicienta’ deshaciendo el camino hasta el funicular por Tóth Árpád, una especie de paseo amurallado del castillo que rodea prácticamente todo el recinto y que ya no luce como un espacio fortificado pues la Segunda Guerra Mundial lo dejó destrozado y se reconstruyó con un estilo totalmente diferente.

Aun así, el paseo está chulo, es tranquilo, con bancos, zonas verdes, vistas a la parte trasera de la parte de Buda y un atardecer de los bonitos :).

que-ver-budapest-colina buda

que-ver-budapest-colina buda

que-ver-budapest-colina buda

Llegados a este punto, estábamos muertos de hambre, muchas veces cuando viajamos tenemos un poco de anarquía horaria y si algo nos está gustando y no hay nada cerca para comer, hacemos caso omiso al reloj y al estómago. Este fue el caso, pues deshicimos todo el camino andando hasta el centro y terminamos comiendo a las 16:45 de la tarde, pero…¡viajando nos olvidamos un poco de todo! ;).

Tras la ‘comida-cena’, subimos un rato al apartamento para descansar, coger el trípode y algo más de abrigo, pues por la noche se notaba mucho más frío, y con el estómago ya lleno y entrados en calor, pusimos rumbo al siguiente destino.

hotel-en-budapest

18:00 – PLAZA VÖRÖSMARTY

Como comentábamos en la introducción, fuimos a Budapest en Navidad y visitar un mercadillo navideño era un ‘must’ y uno de los mejores es el que montan en la Plaza Vörösmarty y alrededores. Al llegar entendimos por qué: decenas de casetas vendían productos típicos húngaros y souvenirs, gente local se mezclaba con turistas tomando chocolate caliente, música de diferentes puestos se entrelazaba, los niños estaban locos de contentos en la feria de la plaza y había luces por todas las cornisas, tejados de casetas, escaparates y árboles. Un auténtico mini-cuento de Navidad, al menos para nosotros que nunca habíamos estado en un mercadillo navideño por Europa :).

Aunque visitéis Budapest fuera del periodo navideño, recomendamos igualmente acercarse a la zona pues se trata de varias calles peatonales llenas de cafeterías, restaurantes y tiendas, con mucha vida y ambiente. En la plaza principal además podréis ver la famosa estatua del poeta Vörösmarty que compuso un poema que ha llegado al estatus de himno y a veces suena en actos junto con el himno oficial de Hungría.

El otro gran atractivo de esta plaza es la cafetería-pastelería Gerbeaud, que lleva haciendo pasteles más de 150 años y conservando, según dicen, las recetas de entonces. Es una de las cafeterías más famosas de todo el país.

¿Cómo llegar a la Plaza Vörösmarty? La línea de metro M1 llega hasta la propia plaza principal. La parada es Vörösmarty y se encuentra justo al lado de la famosa cafetería Gerbeaud. Si os encontráis dando un paseo por el centro, fácilmente llegaréis a la plaza caminando, se encuentra a pocos minutos de los principales atractivos como la Catedral de San Esteban, de la Sinagoga Judía o la famosa calle Váci.

que-ver-budapest-vorosmarty-1

que-ver-budapest-vorosmarty-1

que-ver-budapest-vorosmarty-1

que-ver-budapest-vorosmarty-1

19:00 – ESTATUA ‘LITTLE PRINCESS’

Se encuentra en la plaza Vigadó Tèr, prácticamente a orillas del Danubio, y la pequeña estatua no tiene pérdida pues veréis a una princesita, que más bien parece un duende, subida a la barandilla de seguridad del tranvía y tentando a la suerte, como siempre hacen los peques ;).

El artista y artífice de la escultura la hizo tomando de ejemplo a su hija, que debía tener un disfraz muy similar, y parece haber hecho otras muchísimas esculturas en la ciudad.

que-ver-budapest-little princess

que-ver-budapest-little princess

19:15 – COMIENZA LA FIESTA: ¡FOTOGRAFÍA NOCTURNA!

Hay lugares que merecen doble visita: de día para verlos con su luz natural y de noche, porque ganan el doble con la iluminación artificial. Creemos que es el caso del Puente de las Cadenas y del Parlamento, y no pudimos resistir la tentación de volver para disfrutarlos de nuevo y hacer fotos, sobre todo Dani.

Nos despedimos con algunas de ellas:

– Puente de las Cadenas –

que-ver-budapest-puente cadenas

que-ver-budapest-puente cadenas

– Mirador de Buda –

que-ver-budapest-puente cadenas

que-ver-budapest-puente cadenas

– Bastión de los Pescadores –

que-ver-budapest-bastion-pescadores-noche-1

que-ver-budapest-bastion-pescadores-noche-1

que-ver-budapest-bastion-pescadores-noche-1

– Parlamento –

que-ver-budapest-parlamento-noche-1

que-ver-budapest-parlamento-noche-1

que-ver-budapest-parlamento-noche-1

21:00 – ¡A DORMIR!

Como veis el primer día vimos bastantes cosas pero tampoco fue un torbellino de visitas como suelen ser todos nuestros días mientras estamos de viaje ;), levantarnos en Madrid a las cinco de la mañana había hecho mella y necesitábamos descansar, aun teníamos dos días por delante y queríamos estar frescos como lechugas, así que cansados pero satisfechos con todo lo que habíamos conocido, nos fuimos a dormir.

Y en el próximo capítulo…

Visitaremos la grandiosa Basílica de San Esteban prácticamente solos, pasearemos por el triste pero necesario Monumento a los Zapatos, veremos en Parlamento bien de cerca, nos estremeceremos con los miles de nombres del Árbol de la Vida en el Barrio Judío, nos coceremos como garbanzos en los baños termales de Széchenyi al aire libre a 0 grados, nos contagiaremos de nuevo de espíritu navideño en el mercadillo de la catedral y buscaremos al famoso ‘tranvía fantasma’ que atraviesa las calles de Budapest en las noches de Navidad. ¿En serio, te lo vas a perder? Déjanos tu correo aquí y lo recibirás el primero :).

Esperamos que con este post haya quedado, en parte, resuelta la usual duda de ‘qué ver en Budapest‘. Si tienes cualquier duda u opinión, no dudes en escribirnos un comentario o correo, y recuerda que puedes seguirnos la pista a través de Instagram aquí, o el resto de RRSS que aparecen en los banners. ¡Gracias por leer y hasta la próxima!

Photos by Wander on World

12 Comentarios

  • Jani dice:

    Hola!!! Que buena guia de Budapest!!!! Tengo idea de ir en Abril y dudas (muchas) con el alojamiento!!!! Donde os alojasteis??? En un apartamento del estill airbn?
    Graciasss

    • wow dice:

      ¡Hola Jani! Qué bien visitar Budapest en primavera, tiene que ser de las mejores épocas con buen tiempo y días que empiezan a ser más largos ;)

      Nos alojamos en Budapest en un apartamento que reservamos en Booking, estaba muy céntrico y vimos que tenía muy buena nota. En el primer post (y creo que en todos) puedes pinchar en el link donde hablamos de “nuestro alojamiento” en Budapest o “nuestro hotel” en Budapest. Te llevará directamente al enlace de Booking y ahí puedes ver más fotos y comentarios del resto de clientes.

      Nosotros quedamos encantados pues las habitaciones eran nuevas y el apartamento estaba al lado de una parada de metro ;)

      Ya nos dirás que decides y cualquier duda, por aquí estamos. ¡Saludos!

  • Chus dice:

    !!Qué chulada de ciudad, tanto de día como de noche!! y como siempre vaya fotos mas buenas…
    Tengo muchísimas ganas de conocer esta ciudad y ahora, después de ver este post todavía mas…A ver si este año se me logra y con todos estos datos que habéis aportado será mucho más fácil.

    Gracias chicos!!

    • wow dice:

      ¡Hola Chusa! ¡Muchísimas gracias por tus palabras y por pasarte por aquí!

      Estamos seguros de que os va a encantar la ciudad y además si la visitáis en verano, aunque los baños termales ya no tienen tanta gracias, disfrutaréis de la ciudad con buen tiempo y con días mucho más largos que dan para mucho ;)

      ¡Cualquier duda ya sabes que andamos por aquí! ¡Saludos!

  • Marga&Ricardo dice:

    Hola chicos! Parece que os seguimos los pasos porque en Semana Santa aterrizamos en Maldivas y en mayo vamos a Budapest (por un tema de trabajo, pero aprovecharemos para hacer turismo, jejeje). Me ha encantando vuestro post, preciosas fotos las de Dani y perfecta la descripción de la ciudad por parte de Cris. Estamos deseando viajar a Budapest porque es de estos destinos que nos faltan a pesar de estar “al lado”, así que nos apuntamos todos los consejos y rutas.

    Un abrazo grande!

    Ricardo y Marga

    PD Si os animáis a Londres, no dudéis en preguntarnos

    • wow dice:

      ¡Hola pareja! Mil gracias por confiar en Wander y llevároslo en la maleta para vuestra escapada…:) Budapest os va a encantar y más yendo en Mayo, no tendréis el ambientillo de la Navidad pero al menos hará mejor y tendréis días más largos.

      Y bueno bueno…¡Semana Santa en Maldivas! ¡Envidia máximaaaaa! Es y será siempre nuestro paraíso…donde pusimos el broche a una Luna de Miel de ensueño. ¡Vais a disfrutar un montón y querréis volver! ¡Pasadlo en grande!

      P.D. Nos vamos a Londres el primer finde de marzo :)

  • Ainara dice:

    Genial el post!!! Yo ya estuve hace unos cuantos años en Budapest y he vuelto a revivir la magia de sus calles y la majestuosidad de sus edificios. Una ciudad totalmente recomendable y, además, muy asequible para dormir, comer, tomar algo. Hasta el siguiente post chicos!!

    • wow dice:

      ¡Hola Ainara! No lo podías haber resumido mejor :)

      Hemos vuelto encantados de la ciudad, ni el frío ha conseguido quitarnos las ganas de seguir pateando y descubriendo, porque la ciudad lo merece.

      Mil gracias por pasarte por aquí y, como bien dices, ¡hasta el próximo post!

  • MONTSE dice:

    FLIPO CON BUDAPEST! Tiene una luz impresionante que como se puede ver habéis captado a la perfección, lo que pasa es que no se como me gusta más si de día o de noche! Desde luego se ha convertido en la siguiente en mi lista, a ver si lo consigo (he mirado vuelos y no son baratos…. jooo!)

    Gracias por este post tan maravilloso lleno de fotazas, eso si, muy fan de la de Dani con la máscara de gas ajajajajajjaja UN BESAZO A LOS DOS, deseando leer el siguiente!

    • wow dice:

      ¡Hola Montse! jaja, lo de Dani es caso aparte, pero nos los pasamos pipa eso es verdad… :)

      Que sepas que nosotros también tenemos nuestras dudas en cuanto a cómo luce más bonita la ciudad, si de día o de noche…el Parlamento iluminado con el reflejo en el Danubio es brutal…

      Espero que encuentres vuelos asequibles en algún momento del año y visites esta pedazo de ciudad. ¡Besazos!

  • Marta dice:

    ¡Me ha encantado! Estaba deseando que empezarais con Budapest porque nos vamos a escapar un finde largo!

    Vaya fotazas hace Dani, en serio!! deseando leer la segunda parte! Con ganas de veros en los baños termales jaja.

    Saludos!!

    • wow dice:

      ¡Hola Marta! Qué genial, ¿cuándo tenéis pensado ir? La verdad es que la ciudad es preciosa, tiene un montón de lugares que visitar, sitios chulos donde comer y tomar algo y qué decir de los baños termales que os contaremos en próximos posts…¡hemos vuelto encantados!

      ¡Disfrutad de la escapada y nos seguimos leyendo por aquí con más info de Budapest! ¡Saludos!

Espacio para tus comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>