Kyoto I. La ruta de los templos del este

Kyoto, antigua capital de Japón, emana cultura y riqueza a raudales. Es la mejor ciudad para conocer todos aquellos elementos que nos vienen a la mente cuando pensamos en Japón, pues está llena de templos, santuarios, pagodas, bosques de bambúes y geishas. Tiene 17 lugares declarados Patrimonio Mundial por la Unesco y hasta los mismos japoneses acuden a ella para conocer mejor sus propias raíces.

Para llegar hasta Kyoto desde Tokyo, cogimos un tren bala (Shinkansen) a primera hora de la mañana desde la estación de Tokyo. El trayecto dura 2:45 horas y el billete fue gratis ya que está incluido en el Japan Rail Pass. En caso de no tenerlo, el precio del billete es de 13080 yenes, o sea, viaje completo i/v por 26160 yenes (190€ aprox.). Es por esto que comprar el JR Pass merece la pena ya solamente con viajar a Kyoto, y a mayores podrás utilizarlo para cualquier otro Shinkansen del país. Pero de todos modos, explicaremos en detalle el mundo del Japan Rail Pass en próximos posts. Ahora, a disfrutar de Kyoto.

El hotel-ryokan estaba casi frente a la estación, así que tardamos apenas unos minutos en dejar las cosas y empezar a callejear. Arrancamos la ruta de los templos de Kyoto con la primera parada en el Templo Kiyomizu-dera, un imprescindible, en mayúsculas, de Kyoto. El complejo del sitio es espectacular, desde que comienzas la subida por la empinada calle Chawan-zaka llena de puestos locales, hasta que llegas a la pagoda roja desde la que se ve la sala principal del templo descansando sobre decenas de pilares de madera y las montañas de Kyoto. Para llegar hasta aquí se puede utilizar el autobús nº206 hasta la parada Gojo-zaka, o el tren de la línea Keihan hasta la parada Kiyomizu-Gojo (aunque te deja un poco más lejos). La entrada al templo es de 300 yenes y cierra a las 18:00 horas.

kiyomizu dera-1

kiyomizu dera-2

 

kiyomizu dera-4

 

kiyomizu dera-6

kiyomizu dera-7

kiyomizu dera-8

 

kiyomizu dera-10

 

kiyomizu dera-12

Bajo la terraza de la sala principal, se encuentra la cascada Otowa-no-taki, donde se forman largas colas para beber de sus aguas sagradas, pues conceden salud y longevidad. Además, tras utilizar los cazos metálicos, se depositan en un sistema de esterilización para los siguientes en utilizarlo.

kiyomizu dera-agua-1

kiyomizu dera-agua-2

kiyomizu dera-agua-3

Visto este grandioso templo, descendimos Chawan-zaka y callejeamos hasta encontrar este templo por casualidad cuyo nombre en español/inglés no venía por ninguna parte pero que nos encantó. Nada que ver obviamente con lo que acabábamos de ver, pero no había una sola persona, frente al bullicio de Kiyomuzu-dera, con colores más sobrios huyendo del rojo y un pequeño puente que conduce a su entrada. La zona del temizuya estaba desértica (claro, sus aguas no son sagradas…), es la zona donde se sitúan los cazos y el agua, colocado en la entrada de templos y santuarios para lavarse manos y boca y purificarse antes de seguir. No tendrás problema en encontrar el templo, pero por si acaso, puedes ver su ubicación aquí.

templo-kyoto-1

templo-kyoto-2

templo-kyoto-3

templo-kyoto-4

Regresamos a la calle principal donde nos había dejado el autobús, Higashioji, y comenzamos a andar hacia nuestro próximo destino. Las calles eran nuevas para nosotros, puestos locales, restaurantes al lado de centros de masajes, ningún edificio superaba los 3 metros y de vez en cuando, girabas la vista y te encontrabas con una preciosa pagoda negra con las montañas de Kyoto de telón.

pagoda-kyoto-1

pagoda-kyoto-2

Sin apenas darnos cuenta y siguiendo en la calle Higashioji, nos encontramos con el rojo intenso de Yasaka-jinja, en este caso no es un templo budista sino un santuario sintoísta, a pesar de no tener el torii de entrada que suelen tener siempre. En su interior, a parte del ya familiar temizuya, merece la pena ver el salón principal con sus largas cuerdas o los farolillos de papel que adornan el techo del Buden en el medio de la plaza. Este santuario no cierra, está abierto las 24 horas del día.

santuario-yasaka-1

 

santuario-yasaka-2

 

santuario-yasaka-3

 

santuario-yasaka-4

 

santuario-yasaka-5

Sin salir del recinto de Yasaka-jinja y atravesando el parque Maruyama-koen, llegamos a Chion-in, un templo budista como poco majestuoso y enorme. Nosotros sólo vimos desde fuera la entrada principal de dos pisos, habíamos leído que era la más grande de Japón y la verdad, no vimos otra mayor en todo el viaje. En el interior del edificio principal se encuentra la campana propia del templo, que como era de esperar, es la más grande del país. Cierran a las 16:30 horas.

chion-in-1

chion-in-2

Tras visitar Chion-in, continuamos por la calle Jinju-michi y sin desviarnos todo recto y hasta el final, llegamos a Heian-Jingu, un impresionante santuario sintoísta que aunque tiene el torii rojo separado totalmente de él y mezclado con el asfalto y los vehículos, es la entrada principal del santuario. La panorámica cuando traspasas la puerta de dos pisos es impactante, los techos ornamentamos, el contraste rojo-verde y la disposición de los edificios. Cierran a las 17:00 horas y puedes llegar hasta aquí con el autobús nº5 hasta la parada Kyoto Kikan.

heian-jingu-1

heian-jingu-2

heian-jingu-3

heian-jingu pano

En cuestión de minutos se puso a jarrear así que cogimos el autobús de vuelta a la zona de la estación de Kyoto y aprovechamos para comer, ya era la hora y ni nos habíamos dado cuenta. Aunque con el cielo a ratos gris y finalmente pasada por agua, la primera mañana en Kyoto nos había encantado y como hemos mostrado, es fácil llegar a un punto en autobús y desde ahí visitar el resto andando.

 

heian-jingu-5

heian-jingu-6

Esperamos que este post sea de gran ayuda para futuros viajeros. Si tienes cualquier duda u opinión, no dudes en escribirnos un comentario o correo, y recuerda que puedes seguirnos la pista a través de Facebook aquí, o el resto de RRSS que aparecen en los banners. ¡Gracias por leer y hasta la próxima!

Photos by Wander on World

2 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *