Kenya Día 5. Masai Mara: tribu & safari

Ipid, baile tradicional de los guerreros masai. Kenya, 2015.
Ipid, baile tradicional de los guerreros masai. Kenya, 2015.

Dicen que llegar a la Reserva Nacional de Masai Mara es llegar a la estrella del viaje a Kenya. Tras llevar varios días recorriendo Samburu, Nakuru, Naivasha…ver decenas de animales y paisajes y estar literalmente enamorados del país, dudábamos de si el nivel podía estar aún más alto. Fue llegar a Masai Mara y entendimos todo.

Hoy os contamos nuestro primer día en esta gran reserva, la primera toma de contacto, y como podéis suponer, se trató de un día completo, aprovechado hasta los límites y muy muy bonito.

· VISITA A POBLADO MASAI MARA

Comenzamos el día con una visita bien temprana a un poblado Masai, aunque ya habíamos visitado un poblado en Samburu (os lo contamos en este post), queríamos comparar ambas tribus y conocer a los que son sus primos ;). Al igual que en la otra ocasión, uno de los jefes sale a recibirte, pagas el precio de la visita (25€, 3000 KES) y te acompaña durante toda la estancia en el poblado.

¿Visitar tribu en Samburu o en Masai Mara? Será siempre la eterna pregunta, pero nosotros al menos que visitamos las dos, no elegiríamos una sino que recomendamos ambas. Son muy diferentes entre ellas aunque a primera vista no lo parezca y 25€, que no sólo pagan la entrada sino que ayudan al mantenimiento de los poblados, a mejorar la sanidad y educación de los niños y a otros muchos fines, no nos parece un precio elevado para que el dinero sea el motivo de descartar una de las dos visitas. Así que, ¡animaos con las dos!

La primera diferencia que notamos desde el minuto cero fue el recibimiento, en el caso de Samburu fueron mayoritariamente las mujeres quienes nos llenaron de colgantes y rápido agarraron a Cris de la mano para bailar y danzar con ella. Sin embargo, en Masai Mara fue al contrario, varios hombres se dirigieron a Dani, le cubrieron con una gran manta Masai (siempre roja aunque tenga diferentes cuadros) y le pusieron un gran sombrero alargado al estilo de Marge Simpson :), hecho con el pelo de la melena de un león.

visita-tribu-masai

visita-tribu-masai

visita-tribu-masai

Tras ataques varios de risa, incluido el propio Geoffrey, nos introdujimos un poco más en su poblado y comenzaron los bailes típicos de la tribu. El más popular y que seguro os suena de haberlo visto en miles de fotos, es el Ipid, un baile que consiste en dar saltos verticales con el atuendo siempre rojo y llenos de colgantes, pulseras y cinturones. Mientras, el resto del grupo canta, hace movimientos con la espalda y el cuello y dan vueltas formando un círculo.

Dato curioso: cuanto más alto salte un hombre joven, más deseado es entre las mujeres. Dani se lo tomó muy en serio ;).

visita-tribu-masai

visita-tribu-masai

visita-tribu-masai

visita-tribu-masai

Una vez terminaron los bailes y pudimos hacer decenas de fotos y vídeos muy divertidos, pasamos al momento de conocer un poco más su cultura, su día a día, sus casas, su fuente de alimento, sus fuentes de ingresos…

  • Los hombres visten siempre telas rojas anudadas al cuello y se cubren con grandes mantas rojas o naranjas de cuadros. Si quieres comprar una auténtica, el mejor sitio es aquí. Este aspecto dice bastante de su clima, así como en Samburu al estar al norte goza de un clima más cálido y todos iban más bien en tirantes o al descubierto, en Masai Mara pueden ser frecuentes las bajas temperaturas a primera o última hora del día.

  • Al igual que en las tribus de Samburu, las mujeres pasan semanas elaborando complejos collares, brazaletes y cinturones no sólo para uso propio distintivo sino para su venta en mercados y a los turistas que los visitan.

  • Los hombres son polígamos y se turnan cada noche o cada varias noches para dormir con sus diferentes mujeres, de eso modo no se enfadan…(tal cual nos lo contó el jefe).

  • Tienen unas enormes dilataciones en los lóbulos de las orejas que van enrollándose en torno a sí mismo con el paso de los años. Este detalle los diferencia de los guerreros Samburu, que como ya os contamos, se incrustan un anillo de marfil.

  • Hablan la lengua Maa, al igual que en Samburu, aunque varios se defendían con el inglés (por supuesto el jefe que te ensaña todo habla inglés a la perfección, no tendrás que aprender suajili ;).

  • Dato triste: las autoridades kenyatas les han puesto límites a sus territorios y no pueden acceder a las reservas naturales, cuando esos terrenos eran suyos desde hacía muchos muchos años…

visita-tribu-masai

visita-tribu-masai

casas masai

Interior de una casa típica Masai, oscura, pequeña y con escasa ventilación.

Antes de irnos les dedicamos un ratito a los peques de la tribu, corretean a sus anchas por todo el poblado con ropa que les va grande o pequeña, raída y sucia, al igual que todos los niños que vimos en la tribu Samburu. Estaban sucios y por lo que se ve, acostumbrados a tener el cuerpo lleno de cualquier insecto que quisiera posarse en ellos…era realmente triste. Sus miradas, a ratos de felicidad, a ratos de miedo…

Con las prisas de última hora, olvidamos meter en las maletas cuadernos y pinturillas para ellos, pero sí que nos acordamos de llevar caramelos y eso les hace muchísima ilusión, como a cualquier niño, así que si os acordáis, todo allí será bienvenido.

niños-masai-mara-1

niños-masai-mara-1

niños-masai-mara-1

Tras despedir a todos e irnos con la misma sensación que en Samburu…pusimos rumbo al hotel. En esta reserva quisimos probar dos hoteles diferentes, de modo que la noche anterior habíamos dormido en uno y las próximas dos noches dormiríamos en otro. Dado que el hotel estaba en la otra punta de la reserva, tardaríamos bastante en llegar pero el camino mereció la pena: el hotel es una auténtica pasada, os enseñaremos todo de él en próximos posts, y el camino fue como hacer un safari de por sí.

Dejar maletas, comer frente a la sabana, relajarnos un poco y a las 16:00 horas, como dos clavos, nos reuníamos con Geoffrey para la gran aventura.

· GRAN SAFARI EN MASAI MARA

Está ubicada en el Gran Valle del Rift y tiene una extensión de 1.500 km², lo que te aporta una ligera idea de la cantidad de animales salvajes que pueden vivir aquí y el grado de libertad en el que viven. Es tal, que llegó un momento durante la estancia en Masai Mara en que ver a una jirafa por la ventana del jeep era como ver una vaca en los campos de España ;).

La reserva está dividida en tres secciones: el Triángulo de Mara, Musiara y Sekenani, nosotros estuvimos en la primera, y los ríos Mara y Talek surcan la reserva, haciendo que sus proximidades sean lugares seguros para ver gran cantidad de animales.

Lo que más nos impresionó de la reserva, a parte de presenciar la caza de un ñu por parte de un león, fueron sus paisajes. La mayor parte del territorio es sabana pura interrumpida por aisladas acacias que completan el cuadro, ese cuadro que todos tenemos en mente cuando alguien nombra la palabra ‘África’.

reserva-nacianal-masai-mara

reserva-nacianal-masai-mara

reserva-nacianal-masai-mara

reserva-nacianal-masai-mara

reserva-nacianal-masai-mara

reserva-nacianal-masai-mara

reserva-nacianal-masai-mara

Y allá vamos con nuestro ya habitual informe de animalillos que por allí vimos ;):

— Ñus —

La primera vez que vimos un ñu, nos hizo mucha gracia, Geoffrey nos los había definido como ‘los animales que lo tienen todo: son feos, tontos y torpes, una mezcla entre burro, vaca, búfalo y con barbas’ :). Fuimos en plena migración, de modo que la reserva estaba literalmente plagada de ellos, aunque por momentos deseábamos no volver a ver un ñu (¡estaban por todas partes!) la verdad es que nos ofrecieron escenas buenísimas: estampidas en las proximidades del río Mara, peleas y el gran momento, que fue la caza de uno de ellos.

Para todos los amantes de Disney, este fue el animal que, a modo de estampida, mató a Mufasa, el padre de Simba en la película de El Rey León :(.

ñu-masai-mara

ñu-masai-mara

ñu-masai-mara

ñu-masai-mara

— Jirafa Masai —

Como ya os contamos en nuestros posts de Samburu, la Jirafa Masai se diferencia bastante de la Jirafa Reticulada que habita en la primera reserva. Aquí veis cómo tienen manchas por todo el cuerpo incluso más allá de sus rodillas y estas tienen forma de estrella o irregular, mientras que la reticulada tiene manchas mucho más grandes y geométricas.

En cualquier caso, sigue siendo nuestro animal favorito y en el próximo post os enseñaremos una fotos súper divertida para todos los que no la hayáis visto ya en Instagram ;).

reserva-nacianal-masai-mara

reserva-nacianal-masai-mara

— Avestruz Masai —

En nuestra búsqueda de leones vimos a esta avestruz despistada y buscando a su pareja, que acabó encontrando pocos minutos después. Como veis en el color de sus patas y cuello, se le puede diferenciar de la Avestruz Somalí porque estos elementos son mucho más rosados en el caso de la Avestruz Masai. Respecto al plumaje, sigue siendo igual, negro y blanco para los machos y marrón para las hembras.

avestruz-masai-mara

— Beatles en Abbey Road —

¿No os parecen la viva estampa? ;). En tal guisa encontramos a este cuarteto de guepardos cruzando el camino por el que iba nuestro jeep. Como ya veis, lágrimas negras de los ojos a la nariz y pintas negras pequeñas en su pelaje son los elementos clave para diferenciarlos de los leopardos.

guepardo-masai-mara

guepardo-masai-mara

guepardo-masai-mara

— Leones —

Buscábamos leones, ¿no? Pues los vimos por cuatro ;). Las dos primeras imágenes se corresponden con el primer safari que hicimos en Masai Mara el día anterior recién llegados de Naivasha, sin embargo, el día estaba nublado, anocheció demasiado pronto y el safari fue corto, de modo que no hemos hecho post de ese en concreto porque la calidad de la fotos no era nada buena y no pudimos ver muchas escenas destacables salvo estas dos: una leona con sus tres crías, que no pudo ser más tierno, y una pareja donde el león, ya bastante entrado en años, lucía una cabellera propia de Mufasa ;).

crias-leones-masai-mara

leones-masai-mara

Pero al siguiente día tendríamos leones para rato. El reloj marcaba ya las 17:30 y aunque aún seguíamos de safari, Geoffrey ya iba orientando el jeep hacia el hotel ya que la reserva es enorme, cuando de repente Dani observa que algo se mueve en un arbusto…y ¡zas! sale una leona, luego otra, luego otra y luego…¡otra! Cuatro leonas hambrientas y perezosas que no hacían más que jugar entre ellas, bostezar, retozar en el suelo y regalarnos fotografías preciosas.

leones-masai-mara

leones-masai-mara

leones-masai-mara

leones-masai-mara

leones-masai-mara

EL ESPECTÁCULO DE LA CAZA ·

Ya llevábamos media hora embelesados con las leones y haciendo miles de fotos y vídeos y no nos dimos cuenta de que el sol empezaba a caer, que la hora de ir saliendo de la reserva se acercaba y que los animales empezaban a estar ya hambrientos. Fue por eso que tuvimos la suerte de poder ver el inicio de lo que seguro fue un gran festín ;).

La situación fue la siguiente: los ñus, torpes y tontos tal cual nos informó Geoffrey, pastaban a sus anchas en las proximidades de las leonas, de modo que una de ellas empezó a sentir hambre e inició la trama. Se acercó poco a poco a hacia los ñus y fue acorralándolos, y aunque parezca mentira, una sola leona frente a decenas de ñus, lo consiguió.

leon-cazando-masai-mara

leon-cazando-masai-mara

Mientras, sus otras tres compañeras se partían de risa porque sabían lo que iba a pasar, como siempre, habría ñu para cenar :). Se acercaba la ‘hora de cierre’ y tuvimos que emprender camino de vuelta, pero cuando ya nos estábamos yendo, las tres leones restantes se habían levantado y comenzaba la gran fiesta.

leon-cazando-masai-mara

leon-cazando-masai-mara

· ¿EL MEJOR ATARDECER AFRICANO? CASI…

Vale, si veis las fotos, fue brutal, como todos los que vimos cada día en Kenya, pero aunque parezca mentira, el broche final como mejor atardecer kenyata lo pusimos con la puesta de sol del último día en Masai Mara, y ese no lo veréis hasta el próximo post. Mientras tanto, os dejamos con este que nos acompañó de camino al hotel, cuando ya nos acercábamos a las 18:30 y había que abandonar la reserva.

atardecer-masai-mara

atardecer-masai-mara

atardecer-masai-mara

Y bien, ¿qué os ha parecido nuestro primer gran día en Masai Mara? Como ya avisábamos al comienzo, fue completo, muy bien aprovechado y súper bonito. Conocer a una tribu Masai Mara, ver paisajes de película, animales a escasos metros y atardeceres inolvidables en menos de doce horas, no se puede vivir todos los días ;). Nos ‘leemos’ el próximo post Wanders, con nuestro último día en Masai Mara, que avisamos, fue aún mejor que los anteriores :).

Esperamos que este post sea de gran ayuda para futuros viajeros. Si tienes cualquier duda u opinión, no dudes en escribirnos un comentario o correo, y recuerda que puedes seguirnos la pista a través de Facebook aquí, o el resto de RRSS que aparecen en los banners. ¡Gracias por leer y hasta la próxima!

Photos by Wander on World

4 Comentarios

  • NICA dice:

    Bueno, bueno, buenooo!! Pero que divertiiidooo!!! He de decir que a la hora de saltar, Dani llevando las pedazo de botas que llevaba, lo tenía mucho mas difícil que el chico de la tribu, espero que lo tuvieras en cuenta Cris!! jajajajaja El viaje esta siendo impresionante, me encanta, desde luego lo pongo en mi “bucket list” para cuando pueda permitirmelo ;) Un saludo a los dos!!!

    • wow dice:

      Hola Nica! jajaja, qué bueno…llevas toda la razón, como poco tuvo que levantar kilo y medio más por cada pie, está hecho un saltamontes ;)

      Me alegro de que estés disfrutando y lo guardes para tu lista, es un país que se ha de visitar en algún momento de la vida si hay posibilidad…

      ¡Saludos y nos leemos la próxima semana!

  • Elsa dice:

    Hola chicos! He estado un poco desconectada y no he tenido tiempo pero acabo de leerme del tirón este post y el anterior que me perdí y os comunico ya mismo que hemos decidido que la luna de miel sea en Kenya :)
    Os iré tostando a preguntas, aunque la verdad lo explicáis que da gusto.
    ¡Saludos y espero ansiosa ese gran atardecer del siguiente día!

    • wow dice:

      ¡Hola Elsa! ¡Pero qué buenísimas noticias! Por haber conseguido transmitir con palabras e imágenes un poco de lo que allí vivimos y por haber elegido este pedazo de destino para un viaje tan especial, ¡lo merece!

      No os vais a arrepentir, es una pasada de viaje y vais a tener una luna de miel en Kenya muy chula :)

      Aquí estamos para todas las dudas que tengas, en el último post contaremos con qué agencia hicimos el viaje y cómo fueron los trámites. ¡Saludos y hasta la próxima!

Espacio para tus comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>