Qué ver en Brujas

En el barrio del gran Jan Van Eyck. Brujas, 2017
En el barrio del gran Jan Van Eyck. Brujas, 2017

Nos hemos enterado de que muchos aun no conocéis la Venecia del Norte…nosotros ya hemos repetido y esta vez la hemos disfrutado más que las anteriores si cabe. Nos hemos quedado a dormir, y es cláramente lo que nos hacía falta para conocerla bien e incluso visitar algún rincón menos conocido. ¿Te vienes?

Antes de comenzar a contaros nuestra escapada, hay que llegar al lugar, así que primer punto…

CÓMO LLEGAR A BRUJAS

  • Desde el Aeropuerto de Charleroi: la mejor opción es el autobús de la compañía Flibco. Nosotros fuimos ya con los billetes impresos, apenas tuvimos que esperar 20 minutos y lo cogimos justo a la salida del aeropuerto. Podéis consultar precios y horarios aquí.
  • Desde Bruselas: para ir de Bruselas a Brujas y viceversa, la mejor opción es el tren. Funcionan a la perfección y son súper puntuales. En nuestra primera visita a Brujas hace ya cinco años, así lo hicimos y el mismo tren para a medio camino en Gante, tanto a la ida como a la vuelta, de modo que podréis visitar ambas ciudades a lo largo del fin de semana. Tenéis que coger el tren en dirección Blankenberge u Ostende desde cualquiera de las estaciones de tren de la capital: Nord, Central o Midi. Podéis consultar precios y horarios aquí.

Una vez en Brujas, tanto si llegáis a la estación de tren como si lo hacéis a la de autobús, podéis ir sin problema caminando hasta el centro, o coger los buses 6, 11 ó 16 que llevan al centro, si lleváis equipaje. En nuestro caso, el bus 16 pasaba justo por la calle de nuestro hotel y es el que cogimos. Se puede pagar directamente al conductor.

QUÉ VER EN BRUJAS

Vamos a hacer un recorrido por todos los puntos que nosotros tocamos desde primera hora de la mañana hasta que volvíamos reventatidos al hotel por la noche. Como hemos comentado antes, era nuestra segunda vez en Brujas así que nos centramos en disfrutar el lado más romántico de la ciudad, pasear, fotografiar y comer rico. Muchas veces nos decís que no sabéis cómo organizar el día en sí, así que sin explayarnos mucho en la historia que esconde cada lugar, allá va:

- 9:30 -

Nuestra primera visita iba a ser a una zona desconocida para nosotros. Las anteriores veces en la ciudad no habíamos tenido tiempo pues fuimos directos a ver ‘lo típico’, así que esta vez no queríamos dejarlo pasar.

Se trata de la zona de los molinos a orillas del canal que lleva hasta el pueblo Damme, al este de la ciudad. Desde la construcción de las murallas de Brujas hace muchísimos siglos, varios molinos se ubicaron en los límites de estas. Pero lo increíble es que hoy en día aún se pueden ver cuatro de ellos en la zona verde del canal llamada Kruisvest, y en concreto el molino Sint-Janshuis se mantiene exactamente en su lugar de origen, aún muele el grano y se puede visitar por dentro ;).

que ver en brujas

que ver en brujas

- 10:30 -

Desde aquí decidimos hacer todo el paseo del canal del Damme hasta llegar a la pasarela peatonal Conzett Bridge. Porque quién iba a resistirse a tal paisaje…los colores del otoño habían hecho de la vegetación del canal un lienzo, miles de hojas de varios colores tierra cubrían todo el césped y al ser sábado por la mañana no había prácticamente nadie salvo locales haciendo deporte. Una delicia :).

Desde Conzett Bridge tendréis una foto chula del canal Coupure y sus barquitas esperando a montar turistas para pasearles por las entrañas del casco histórico.

que ver en brujas

que ver en brujas

que ver en brujas

- 11:30 -

A partir de aquí comenzamos a callejear por el centro y no pudimos salir de él hasta el atardecer, que de nuevo regresamos a las afueras de la ciudad :). Comenzamos por visitar la Iglesia de María Magdalena, donde para nuestra sorpresa había una exposición de cuadros y alguna pieza de arte y fue una chulada. A ver quién encuentra nuestro mensaje en el libro de visitas ;).

Tras varias calles llegamos al corazón de Brujas, a Rozenhoedkaai, como os contábamos el otro día en Instagram, el icono de la ciudad, la portada de revistas e imagen de postales de Bélgica. Se trata de un edificio en esquina en el canal Dijver, donde se junta que un precioso sauce llorón emerge de los edificios y deja caer sus ramas al canal, una cervecería siempre abarrotada y un pequeño embarcadero bullicioso de turistas deseando dar un paseo por el canal más famoso de Brujas. En definitiva, una estampa que hemos visto miles de veces pero que sigue gustando tanto como la primera vez.

Desde aquí, cruzamos la Plaza de los Curtidores (Huidenvettersplein) y un pequeño puente muy fotografiable sobre el canal Dijver, para adentrarnos en el Callejón del Asno Ciego, donde un pórtico blanco y dorado une los edificios Oude Griffie y el Ayuntamiento. Sin duda un gran distintivo antes de llegar a una de las plazas más famosas.

Y por fin pisamos el Burg, la plaza del Ayuntamiento, ese tipo de sitios que piden a gritos hacer una panorámica de 360º. A parte del Stadhuis (Ayuntamiento), un edificio que llama especialmente la atención es la Basílica de la Santa Sangre, con la fachada de un color gris tan oscuro que parece negro y popular por albergar, supuestamente, una reliquia con la sangre de Cristo. Esta vez no entramos pero en nuestra anterior visita entramos a echar un vistazo, y se respiraba un ambiente muy espiritual.

Desde el Burg, y cruzando una de las calles más bonitas de la ciudad llena de pequeñas tiendas locales decoradas en estas fechas con motivos navideños para morir de amor, llegamos al centro neurálgico de la ciudad, el Grote Markt. Al igual que nos pasó la otra vez, este lugar está lleno de vida, de ambiente, de fiesta. A partir del 24 ó 25 de noviembre dan el pistoletazo de salida a las luces navideñas y demás eventos, de modo que tuvimos la suerte de disfrutar ya del mercadillo navideño que colocan en esta plaza, de la pista de patinaje sobre hielo y de una decoración súper chula. En cualquier otra estación del año, no sobrarán tiendas, bicis, terrazas, restaurantes y, como en toda plaza mayor flamenca, su famoso Belfort, el campanario de la ciudad.

que ver en brujas

que ver en brujas

que ver en brujas

que ver en brujas

que ver en brujas

que ver en brujas

que ver en brujas

que ver en brujas

que ver en brujas

- 13:00 -

Se acercaba la hora de comer y casualmente una zona que teníamos en mente pillaba más o menos cerca, así que para allá que fuimos. Se trata de la plaza Jan Van Eyck en honor al famoso pintor, considerado como uno de los mejores del Norte de Europa, que aunque no nació en Brujas, trabajo como pintor pionero flamenco en ella y acabó muriendo allí.

La plaza y la estatua en sí son muy pequeñas, pero la zona es muy bonita, tranquila, con la arquitectura típica de Brujas en sus casas y un canal dividiendo el barrio. Esta es otra de las zonas a las que tampoco fuimos en nuestra anterior visita, y la recomendamos :).

que ver en brujas

que ver en brujas

que ver en brujas

- 13:30 -

Aunque un poco pronto para nosotros, acostumbrados a comer más tarde, nos dirigimos al restaurante pues no habíamos hecho break por la mañana y el estómago la verdad nos pedía comida. Un poquito más adelante os hablamos en detalle de los restaurantes que probamos.

que ver en brujas

- 15:00 -

Satisfechos nuestros estómagos y nosotros descansados tras un par de horas de break, nos dirigimos a la zona que veríamos por la tarde: el sur de Brujas.

El primer punto fue el famoso Bonifacius Bridge, en el que es complicado hacerse una foto pero que resulta siempre igual de romántico cruzarlo, además justo al otro lado del puente, en apenas unos metros ya podemos divisar la torre de la Iglesia de Nuestra Señora, el edificio más alto de toda la ciudad. Si bien conserva muchas obras en su interior, el tesoro más famoso es la conocida Madonna de Brujas de Miguel Ángel.

que ver en brujas

que ver en brujas

que ver en brujas

- 15:30 -

En Brujas por estas fechas atardece apenas a las 16:30, así que hay que andar muy hábil con lo que se quiere visitar de día, porque las horas vuelan. Nosotros decidimos pasar las últimas horas de luz por el Parque Minnewater y alrededores. Los cisnes estaba encantados con los rayos de luz que nos regaló el día y el parque no podía estar más bonito con los colores de otoño.

Aprovechamos también para visitar el Beguinaje de Brujas, un beatario que forma parte, junto con el resto de beguinajes flamencos, del Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Estos lugares eran la residencia de las beguinas y solían ser una o dos filas de casas bajas en torno a un patio o jardín. Es un lugar muy curioso y merece la pena acercarse para dar un paseo por el interior del patio.

que ver en brujas

que ver en brujas

que ver en brujas

que ver en brujas

que ver en brujas

que ver en brujas

que ver en brujas

- 16:30 -

Ya apenas quedaban minutos para que anocheciera así que quisimos aprovechar a ver algo de interior y nos decantamos por el Museo de Chocolate, que allí lo llaman Choco-Story, dado que narra la historia del cacao desde los mayas hasta los conquistadores españoles. Es muy gracioso además ver la historia a través de diferentes escenas recreadas con Playmovil, dado que es un lugar muy idóneo para visitar con peques.

El museo está en edificio de varias plantas, en cada una de ellas se escenifican diferentes etapas y en la parte baja incluso se hace una demostración de bombones. Podrás ir viendo todo mientras comes chocolate, cómo no, pues hay máquinas expendedoras gratuitas en cada piso ;).

que ver en brujas

que ver en brujas

- 17:30 -

Tras la visita al museo decidimos hacer un pequeño break en una cafetería muy cercana de la que os hablamos más adelante.

- 18:30 -

Y no hay viaje Wander que se precie sin que Dani haga su recorrido de fotografía nocturna ;). La verdad es que daba gusto pasear por la ciudad tan tranquila y en paz. Os dejamos con un pequeño resumen de todas las que hizo antes de ir a cenar al restaurante del que os hablamos más adelante:

que ver en brujas

que ver en brujas

que ver en brujas

que ver en brujas

que ver en brujas

Como siempre, y para que ubiquéis mejor todos estos puntos, los hemos marcado en un mapa, incluyendo los restaurantes en los que comimos y el hotel en el que nos alojamos. Si os resulta útil y lo queréis, escribidnos un comentario para que os lo hagamos llegar en cuanto podamos:

¿DÓNDE CÓMER EN BRUJAS?

Nuestra primera vez en Brujas no tuvimos tiempo ni de comer, teníamos que ver Gante por la tarde así que cogimos el tren al medio día y comimos algo rápido en esta. Esta vez no nos iba a ocurrir lo mismo y explotamos al máximo el arte culinario de esta ciudad y la cantidad brutal de sitios chulos que tienen para comer. Eso sí, salimos rodando y hemos vuelto seguro con unos kilitos de más de esta escapada ;).

  • Restaurante Den Dyver
  • Este fue nuestro primer contacto gastronómico con la ciudad según llegamos. Apenas dejamos las maletas en el hotel y nos fuimos para allá a las 20:30, pues en estos países cenan mucho antes que nosotros y empeñarse en mantener nuestros horarios españoles es básicamente quedarte sin comer porque cierran el lugar, así que cuidad los tiempos.

    Cuando nos dirigíamos al restaurante, pensábamos que lo mejor de él era su ubicación, en pleno centro frente al canal más famoso de Brujas. Pero estábamos bastante confundidos: entramos y la atmósfera era cálida, había velas encendidas, árbol de Navidad puesto y sillas de madera. Para mayor satisfacción, y teniendo en cuenta que era a lo que íbamos, la comida estaba exquisita y cenamos a las mil maravillas, tanto que no pudimos pedirnos un postre para cada uno y hubo que compartir, no entraba más en el estómago ;).

    De primero pedimos carpaccio para compartir, y de segundo Dani optó por ‘Coq au vin’, o lo que es lo mismo pollo al vino, con cebolla caramelizada y bacon y yo ‘Australian Rib eyes’ o lo que es lo mismo, un buen entrecote australiano con patatas. De postre, helado de vainilla con chocolate fundido.

    que ver en brujas

    que ver en brujas

  • Restaurante Lieven
  • Altamente recomendado si queréis probar algo diferente y marisco rico. La carta no estaba en inglés pero el camarero no podía ser más amable y dicharachero, así que nos fiamos plenamente de su gusto y no pudimos comer más rico, como podéis ver en las fotos. La ubicación del sitio además es muy buena, pues está en pleno centro y el ambiente era muy agradable.

    que ver en brujas

    que ver en brujas

    que ver en brujas

  • Cafetería & Pastelería Patisserie Academie
  • Es bastante usual en estos viajes de pateada máxima hacer un break a media mañana o tarde, y así de paso aprovechar la calefacción durante el invierno o el aire acondicionado en verano ;). Para nuestro mini descanso escogimos Patisserie Academie, pues justo salíamos del Museo de Chocolate y pillaba bastante cerca.

    Tienen una pequeña sección de pastelería donde elegir por uno de sus productos es complicado ;), y una sección de cafetería donde puedes pedir de todo: cafés, chocolate, batidos, cocktails, etc. Por último, una zona con mesas y sillas donde sentarte para disfrutarlo.

    que ver en brujas

    que ver en brujas

  • Restaurante Patrick Devos
  • En este restaurante pusimos la guinda de la tarta, el broche a un fin de semana de diez en una ciudad mágica. Avisamos que es un restaurante especial, de alta cocina, de servicio excelente, de decoración cuidada, con cierto aire de lujo y de precios elevados.

    Cumple bastante los requisitos para ser ‘ese sitio especial’ por el que algunas veces nos preguntáis porque queréis dar una noticia a alguien durante el viaje, celebráis un aniversario o algún valiente saca un anillo ;).

    Hay varios tipos de menús a elegir, el nuestro llevaba el nombre de Alliance. Pero en cualquier caso, la dinámica es siempre la misma: hubo varias raciones de entrantes con su explicación pertinente por parte del personal, un primer plato, un segundo y dos postres. Un cava para los aperitivos, un vino blanco para acompañar al pescado y uno tinto para la carne. Mi cara era un ‘emoticono con dos corazones en los ojos’ constante :).

    que ver en brujas

    que ver en brujas

    que ver en brujas

    que ver en brujas

    HOTEL EN BRUJAS

    Lo mejor que podéis hacer si queréis conocer bien la ciudad y disfrutarla desde primera hora hasta última, con los beneficios que esto tiene pues tendréis la ciudad para vosotros solos cuando cae el sol, es quedarse a dormir. El hotel que nos acogió fue Flanders Hotel y tanto ubicación como instalaciones, fue de diez.

    La habitación amplia y con cama comodísima, desayuno incluido, deco navideña chulísima y recepcionistas súper amables. Lo recomendamos.

    que ver en brujas

    que ver en brujas

    Y como ya os dijimos en un post hace casi cuatro años…”conocida como ‘la Venecia del norte’, Brujas nos conquistó desde que pisamos tierras belgas. El atractivo de esta ciudad es máximo, las calles adoquinadas, las casas bajas, las tiendas locales, los canales, las barcas, los carruajes…se respira en el ambiente: sientes que paseas por un pueblo encantado”. A todo aquel que no lo conozca, no sabemos a qué está esperando, y a todo aquel que lo conozca ya, podemos confirmar que las segundas veces se disfruta aun más ;).

    Si os habéis quedado con ganas de más, la información turística del ayuntamiento de Brujas tiene a vuestra disposición una web con algún que otro secreto de la ciudad a través de vídeos. Si queréis, podéis visitarlo web de BRUGES.

    Esperamos que este post os sea de gran ayuda Wanders. Y recordad que podéis seguirnos la pista a través de Facebook aquí, o el resto de RRSS que aparecen en los banners. ¡Gracias por leer y hasta la próxima!

    Photos by Wander on World

    1 Comentario

    • MIRIAM dice:

      Jo, qué post más útil, lo tiene todo! Sobretodo el tema comida, que nunca quieres caer en lo de siempre (pasta, hamburguesa y pizza) ya que la gastronomía belga no es muy conocida mas allá del chocolate! Gracias a las fotos sabemos perfectamente a que atenernos Y TODO TIENE PINTAZA!
      Gracias por esto que hacéis, realmente nos sirve un montón. Un beso

    Espacio para tus comentarios

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

    Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>