Kyoto II. Fushimi Inari bajo la lluvia

fushimi-inari-15

¿Y qué pasa si llueve en Kyoto? Pues que podrás ir a Fushimi Inari y disfrutarlo entero para ti. Tranquilidad, paz y ausencia total de turistas. Este santuario sintoísta es de los más conocidos de Japón, sus ramificaciones se extienden por las laderas del Inari-yama y ha sido escenario de la famosa película Memorias de una geisha. Toda una joya.

Para llegar a Fushimi Inari-taisha, lo mejor es coger el tren de la línea Nara de JR en la estación de Kyoto y bajar en la parada Inari, a apenas 10 minutos. Una vez sales de la estación, el santuario está justo al otro lado de la carretera. La entrada al complejo es gratis y está abierto las 24 horas del día, lo que nos vino muy bien para completar la tarde pues todos los templos y santuarios cerraban a las 17:00-17:30 y a esas horas aun queda día por delante.

fushimi-inari-1

Respecto a Fushimi Inari, todo lo que se intente explicar con palabras es poco. Es el sitio que más nos gustó de Kyoto, a pesar de la lluvia y el cielo gris que ya empezaba a ser más bien negro. Los dos toriis en la entrada dando paso a la grandiosa puerta de dos pisos, los zorros de piedra mordiendo la llave para el granero o el color rojo bermellón, llamaron nuestra atención.

fushimi-inari-2

fushimi-inari-3

fushimi-inari-4

fushimi-inari-5

fushimi-inari-6

Pasada la puerta y el recinto principal, comienzan los famosos senderos de miles de toriis rojos alineados unos tras otros con apenas un par de centímetros de separación. Se extienden durante 4 km por las laderas de Inari-yama y son un auténtico laberinto, original, divertido y como poco, diferente. Este lugar apareció en una escena muy conocida de la película Memorias de una geisha, donde la protagonista siendo pequeña corre atravesando los toriis.

fushimi-inari-7

fushimi-inari-9

fushimi-inari-10

No teníamos apenas luz para recorrer los senderos y llegar hasta la cumbre, donde las vistas deben merecer la pena, así que decidimos volver y dar por terminada la visita, más que satisfechos. Cuando regresamos, ya había anochecido y la iluminación de la puerta y alrededores parecía totalmente diferente. No podía ser más bonito…

fushimi-inari-11

fushimi-inari-13

fushimi-inari-12

fushimi-inari-14

fushimi-inari-15

Con un montón de fotos en la cámara e imágenes en la memoria para el recuerdo, volvimos a la parada de tren Inari y regresamos a Kyoto. Ya en la estación y distraídos mientras salíamos buscando en la guía un sitio chulo para cenar, levantamos la vista y voilà: la torre de Kyoto iluminada, ¡cómo cambia con la noche!

torre-kyoto-3

 

 

Y ya sabes, si te toca lluvia, ¡no hay mal que por bien no venga!

Esperamos que este post sea de gran ayuda para futuros viajeros. Si tienes cualquier duda u opinión, no dudes en escribirnos un comentario o correo, y recuerda que puedes seguirnos la pista a través de Facebook aquí, o el resto de RRSS que aparecen en los banners. ¡Gracias por leer y hasta la próxima!

Photos by Wander on World

Espacio para tus comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>